El ministro de Sanidad, Salvador Illa. | Mariscal

42

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado este sábado que estamos ante una situación «muy preocupante» pero que conseguiremos doblegar la tercera ola, aunque no se contempla ningún confinamiento domiciliario para hacer frente a ella.

En una rueda de prensa en la Delegación del Gobierno en Barcelona, ha indicado que el Ejecutivo central «nunca se ha negado a escuchar y a valorar esta posibilidad», pero que es necesario hacerlo con las máximas garantías jurídicas para no limitar derechos humanos, en sus palabras.

«El Gobierno de España siempre va a estar a favor de cualquier medida que sea eficaz para doblegar la tercera ola. Ahora bien, todas las medidas se tienen que adoptar con la adecuada cobertura legal», ha explicado.

Sí se ha mostrado dispuesto a modificar el toque de queda, aunque el estado de alarma lo permite entre las 22:00 y las 7:00 horas. «Si hay que revisar esta franja horaria, vamos a hacerlo hablando con todo el mundo».

Illa ha hecho estas consideraciones en una comparecencia en la que está informando sobre la situación de la pandemia que dejó este viernes 40.197 nuevos casos, una cifra diaria de contagio que, de nuevo, no tiene precedentes.

Unas cifras muy preocupantes, ha dicho el ministro, que ha señalado que estamos en un ritmo óptimo de la vacunación y que el objetivo es que en verano esté vacunada el 70 por ciento de la población.

El retraso de Pfizer no afectará al suministro de la segunda dosis

Además, ha asegurado que todas las personas que recibieron la primera dosis de la vacuna y cuya segunda les corresponde la próxima semana «van a recibirla», pese al retraso en el suministro que ha anunciado la farmacéutica Pfizer.

Lo ha manifestado en la rueda de prensa que ha ofrecido desde la Delegación del Gobierno en Cataluña para hacer el seguimiento de la situación epidemiológica, en la que ha detallado que España, al igual que el resto de países europeos, recibirá el 56 % de las dosis de la vacuna de Pfizer previstas para la próxima semana: «205.725 dosis en lugar de las 360.000 comprometidas».

Noticias relacionadas

«Esta semana vamos a recibir menos dosis de las previstas, pero a partir de la semana siguiente seguiremos recibiendo las dosis comprometidas. No hay prevista ninguna alteración en el calendario de suministro de vacunas», ha afirmado Illa.

Tras indicar que han trasladado a las autoridades europeas su preocupación «para que se asegure un suministro regular», el ministro ha explicado que ya han comunicado a las comunidades autónomas las nuevas cantidades de la vacuna que van a ser entregadas para que el reparto siga siendo «equitativo».

«Hemos hecho ajustes para garantizar que todas aquellas personas que recibieron la primera dosis esta semana puedan recibir la segunda dosis», ha remarcado Illa, que ha añadido que para la semana del 25 de enero «la condición es recibir las dosis que estaban comprometidas».

Asimismo, ha dicho que este primer trimestre del año se recibirán «la totalidad de las dosis» previstas y en el segundo trimestre «se incrementarán las dosis con las compras que ha hecho Europa y en las que ha participado España».

Illa ha destacado que la estrategia de vacunación «está funcionando» y que casi el 70 % de las dosis entregadas a las comunidades ya se han administrado, lo que hace que España sea es el noveno país del mundo en vacunación y uno de los primeros de la Unión Europa.

«El ritmo de vacunación es óptimo en estos momentos; en estos últimos días hemos alcanzado cifras en torno a las 90.000 personas vacunadas en un sólo día, hemos adquirido la velocidad de crucero que les anuncié que tendríamos para esta semana», ha apostillado el ministro antes de incidir en que el objetivo es que de aquí al verano se consiga que el 70 % de los ciudadanos españoles hayan sido vacunados.

«Con una estrategia que funciona, lo vamos a lograr», ha asegurado el titular de Sanidad, que ha recordado que a partir del lunes comienzan a recibir la segunda dosis todas las personas que, «como Araceli en Guadalajara», recibieron la primera dosis.

«El objetivo a corto a plazo es que en los próximos meses haya más vacunados que contagiados en nuestro país», ha considerado.

En cuanto a los próximos pasos, Illa ha anunciado que en los próximos días se dará a conocer «los grupos diana de población», que, una vez cubierta la primera etapa de vacunación en residencias y personal sanitario, serán los siguientes en recibir la vacuna «conforme a los criterios» facilitados por el grupo de expertos.

Además, ha añadido, se «están ultimando los convenios y los documentos jurídicos pertinentes» para suministrar vacunas a Andorra, lo que responde a «la solidaridad» que España se comprometió a ejercer con las vacunas que pudiera adquirir en el marco de la estrategia de vacunación.