Previous Next
22

La erosión que sufren los partidos del Gobierno propicia que se dé una situación de empate técnico entre el PP y PSOE en estimación de voto, así que el bloque de la derecha consolidaría su mayoría absoluta en el Congreso, según el sondeo de noviembre de DYM para Ultima Hora.

Las últimas decisiones adoptadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez han resultado muy lesivas para los intereses de PSOE y Unidas Podemos. De hecho, la valoración del Gobierno es la peor de la serie con 3,4 puntos sobre 10, empeorando tanto entre los votantes de la oposición como entre los propios de las dos formaciones de izquierda que integran la coalición.

Esto se refleja en un claro descenso en la fidelidad del voto tanto en el PSOE (66 %) como en Unidas Podemos (57 %), lo que supone que ambas formaciones estén en sus niveles más bajos desde las elecciones de 2019.

Es destacable que el 17 % de los votantes que optaron por el partido socialista en 2019 se inclinan ahora por opciones situadas más a la derecha, especialmente Ciudadanos (7,7 %) y PP (6,7 %). Este trasvase de votos no se había producido antes y supone una vía abierta para las aspiraciones de Sánchez que no se había registrado en sondeos anteriores.

Todo esto se traslada en una estimación de voto que igualaría a PSOE y PP y que sumando los de Ciudadanos y Vox llevaría al bloque de la derecha a unos resultados estimados del 49,6 %, muy similares a los registrados por la suma de PP y UPyD en las elecciones de 2011 (49,3 %).

Los votantes socialistas no han acogido bien el acuerdo con Bildu y ERC para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y hubieran preferido antes un acuerdo con Ciudadanos.

Tampoco ha sentado bien la creación de la comisión de alerta rápida para detectar bulos o campañas de desinformación, el 57 % cree que esto puede suponer restringir la libertad de expresión. Los conflictos entre miembros del Gobierno, las diferentes polémicas entre los socialistas y los morados de Pablo Iglesias, también pesan en contra de ambas formaciones.

En cuanto a la valoración de los líderes, cae la de Pedro Sánchez (3,5) y la de Pablo Iglesias (2,6), que pasa a ser el peor valorado por detrás incluso de Santiago Abascal.