El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. | JuanJo Martín

0

El Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) ha presentado una queja formal ante el Observatorio de la Imagen de las Mujeres por las manifestaciones sexistas y humillantes en relación con los profesionales de enfermería realizadas por Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, «ante una pregunta de contenido inequívocamente machista y que, como se espera de cualquier funcionario público de altísimo nivel, debió cortar de raíz nada más formulada la pregunta».

«La única finalidad de estos comentarios es la de cosificar a la mujer», señalan al tiempo que, explican, «estos comentarios jocosos son inadmisibles y resultan más denostables debido al alcance social de la persona que los ha pronunciado pero, además, la situación de pandemia requiere no solo de la unión y apoyo de todos los trabajadores también del respeto a todos y cada uno de los profesionales sanitarios por parte de los responsables en todas las instancias».

Por todo ello, SAE ha solicitado ante este organismo que se proceda a la apertura de las diligencias informativas correspondientes y llegado el caso se adopten las medidas sancionadoras que procedan. No obstante, añade, «dado que no existe ni siquiera el reconocimiento de las ofensas y una petición pública de disculpas, a Fernando Simón, no le queda otra salida digna que no sea su dimisión o su cese inmediato por parte del Ministerio».

Así, consideran que Simón no debería permanecer por más tiempo en este puesto dado «por el cúmulo de manifestaciones desafortunadas que en todos estos meses ha realizado y, sobre todo, por la manifiesta falta de respeto hacia los profesionales».

La sociedad señala que no es la primera vez que ofende a los profesionales sanitarios. Y destacan que el pasado 6 de marzo SAE se vio obligado a pedir una rectificación pública de sus palabras por unas declaraciones en las que subestimó el importantísimo trabajo que realizan los Técnicos en Cuidados de Enfermería.

Sin embargo, «su última ocurrencia en relación con los profesionales de la enfermería no se solventa con una rectificación». «Es sencillamente inadmisible y no hay excusa que justifique estos comentarios: ni el cansancio acumulado, que los profesionales también tenemos y no por eso perdemos la educación y el debido respeto, ni un extraño sentido del humor, que no es tal sino una falta absoluta de respeto», concluyen.