El presidente de la Generalitat, Quim Torra, se ha reunido este lunes, telemáticamente con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, la consellera de la Presidència, Meritxell Budó, el conseller de Interior, Miquel Buch, la consellera de Salud, Alba Vergés, y el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, para seguir la evolución de la COVID-19 en Cataluña. | Efe

Nuevas medidas en Cataluña para atajar la segunda oleada de coronavirus. La Generalitat ha decidido prohibir en todo su territorio las reuniones de más de diez personas, tanto en el ámbito público como privado, exceptuando el laboral y los transportes, con la intención de contener el avance de la epidemia de COVID-19, ha anunciado este lunes en rueda de prensa el president, Quim Torra.

El presidente de la Generalitat, que ha convocado para este martes una reunión extraordinaria del Govern para discutir y aprobar el plan de regreso a las escuelas el 14 de septiembre, ha explicado que la prohibición de las reuniones sociales se debe a que un 70 % de los contagios que se están diagnosticando se originan en reuniones sociales, familiares o con amigos.

Torra también ha avanzado medidas más restrictivas de reducción de aforos en establecimientos públicos en las ciudades de Terrassa, Granollers, Les Franqueses y Canovelles.

Asimismo, el president de la Generalitat ha anunciado una reducción en el aforo de las aulas: En los cursos de Primaria habrá menos de 20 alumnos por aula; en Secundaria y Bachillerato, «será más reducido de lo habitual. Y ha adelantado que se realizarán 500.000 test en las aulas entre el 15 de septiembre y el 15 de noviembre.

Noticias relacionadas

Las mascarillas serán obligatorias para todos los alumnos de más de 12 años y para los mayores de 6 años en aquellos territorios donde sea más elevado el riesgo de contagio.