Cuevas criticó la «desinformación» existente sobre esta medida, y aseguró que está situación no es puntual en los negocios hosteleros de la región sino generalizada. | Pixabay

32

El Ingreso Mínimo Vital empieza a convertirse en excusa para todo. En las últimas horas han sorprendido las afirmaciones del líder de la patronal hostelera en Cantabria Ángel Cuevas, para quien la menor contratación de la temporada estival debe achacarse a la puesta en vigor de la medida social del Gobierno, y no tanto a los coletazos del parón de la actividad económica y al cierre de fronteras como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Cuevas preside la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), y según informa Eldiario.es ha justificado los problemas para contratar trabajadores este verano al Ingreso Mínimo Vital, concebido para apoyar con una cantidad fija a los colectivos más vulnerables y sin ingresos, en una situación aún más comprometida tras la crisis de la COVID-19.

Según esta tesis, aquello que algunos llaman la 'paguita' hace que los empresarios hosteleros no encuentren a trabajadores dispuestos a incorporarse a sus empresas.

En este sentido Cuevas criticó la «desinformación» existente sobre esta medida, y aseguró que está situación no es puntual en los negocios hosteleros de la región sino generalizada.

En el caso de Baleares, el primer pago del Ingreso Mínimo Vital fue abonado por la Seguridad Social a finales de la pasada semana, beneficiando a 617 hogares de las Islas con un montante total de unos 265.000 euros.