La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, durante su intervención ante el pleno de la Aamblea de Madrid. | Efe

5

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha espetado a los grupos parlamentarios de la oposición que la manifestación del 8M, Día de la Mujer, fue «el mayor 'infectódromo' de España», con 120.000 personas.

Así lo ha lanzado en su intervención en la Asamblea de Madrid, en respuesta a la exposición que ha hecho el portavoz de Podemos, Tito Morano. «La última vez que nos vimos en este Pleno ustedes me estaban aquí mandando violetitas, flores moradas, para decirme que era yo muy mala mujer porque no iba a la manifestación», ha trasladado.

Eso, según Ayuso, fue lo que ocurrió en la sesión parlamentaria del 5 de marzo y la siguiente vez que se vieron, en el Pleno del 24 de abril, ya estaban «todos con las mascarillas».

«Pero qué vamos a hacer la más mínima reflexión... es mejor culpar a los recortes del PP siempre de lo mismo. Doce hospitales y 100 centros de salud que le recordaré siempre», ha defendido.

En esta línea, en su comparecencia inicial Ayuso había sostenido que tras las manifestaciones del 8M y las actividades que transcurrieron ese fin de semana la proyección del coronavirus en Madrid se multiplicó hasta la previsión de 30.000 posibles contagios.