32

Este pasado martes Pablo Motos habló en su El Hormiguero de excepción por las condiciones derivadas del estado de alarma y el coronavirus en España «del trabajo en equipo a través de los peces blancos, unos peces muy chiquititos que viven en bancos y cuando son atacados se mueven todos a la vez simulando la silueta de un escualo». Es una técnica de autoprotección que suele darles buenos resultados y permite la supervivencia individual pero también colectiva.

El secreto del éxito de estos seres marinos es que «todos y cada uno de los individuos se mueven a la vez», «no hay tiempo para transmitir las órdenes pero cada pececito sabe en qué parte tiene que estar».

Este ejemplo fue usado por el presentador para demostrar «lo bien que funciona el trabajo en equipo cuando el enemigo es grande», aunque todo ello depende de una clave: «no hay egoístas».

«Los españoles hemos cambiado nuestra forma de vida entera y hemos cedido hasta en lo más doloroso para trabajar en equipo. ¿Y de verdad los políticos no vais a estar a la altura para trabajar en equipo y que muera menos gente?», se pregunta Motos, en un alegato muy aplaudido en las redes sociales, cuyo remitente debería ser toda la clase política en su conjunto, aunque algunos personalizan en la figura del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.