Han precintado una peluquería que estaba funcionando a puerta cerrada.

5

Agentes de la Policía Local de Valencia han precintado una peluquería de la ciudad que estaba funcionando a puerta cerrada durante el estado de alarma decretado por el Gobierno central a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus, según ha informado este cuerpo municipal a través de su cuenta de Twitter.

Esta actividad se detectó este domingo por la tarde y tras tener conocimiento de ella, los efectivos de la Policía Local denunciaron a los responsables del establecimiento.

Asimismo, los agentes municipales procedieron a precintar el comercio por incumplir el estado de alarma decretado por la crisis generada por la COVID-19. La Policía Local ha precisado que en el momento de la actuación, había cuatro clientes en el interior de la peluquería.

Por otro lado, miembros de este cuerpo de seguridad han detenido en las últimas horas a dos personas por un presunto delito de robo con fuerza cometido en un establecimiento de Valencia, según ha indicado también a través de su red social.