Pandemia de coronavirus

Torra y Urkullu critican el decreto de declaración del estado de alarma

|

Valorar:
preload
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, con el lehendakari, Iñigo Urkullu.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, con el lehendakari, Iñigo Urkullu.

David Aguilar - sb - EFE - EFE

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el lendakari, Íñigo Urkullu, han criticado este domingo el decreto de declaración del estado de alamar aprobado por el Gobierno liderado de Pedro Sánchez para frenar el coronavirus.

Torra ha llamado a la ciudadanía a hacer un autoconfinamiento solidario y a parar Cataluña. «La Constitución no es un fármaco contra el virus», ha dicho en una rueda de prensa por videoconferencia tras una reunión telemática entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los presidentes autonómicos.

Torra ha criticado que las medidas tomadas por el Gobierno son insuficientes y ha asegurado que la Generalitat tomará la iniciativa, tras lo cual ha reclamado medidas económicas, y ha reprochado que el Gobierno no haya elaborado medidas de este tipo.

El presidente catalán ha lamentado que «en vez de buscar colaboración, se haya optado por la imposición y la confiscación de competencias» por parte del Gobierno, ha reiterado que hay que cerrar Cataluña y ha pedido que se hagan pruebas generalizadas y universales del coronavirus.

Ha subrayado que actualmente se ha pasado de la fase de contención a la de mitigación: «Hace falta que no haya más contagios ni más contactos. Todo el mundo se debe quedar en casa», y ha propuesto restringir los movimientos salvo para comprar alimentos, fármacos y para los servicios esenciales.

Torra ha dado instrucciones al conseller de Políticas Digitales y Administración, Jordi Puigneró, para que emita una comunicación con el fin de que los funcionarios de la Generalitat «se queden en casa», excepto los sectores imprescindibles, ha matizado Torra.

También ha ordenado a los consellers de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homnrani, y de Empresa y Conocimiento, Àngels Chacón, que hablen con patronales y sindicatos para poder implementar el confinamiento domiciliario en Catalunya.
«Pido a los ciudadanos catalanes que tomen la iniciativa. Os pido que os autoconfinéis tan pronto como sea posible», ha dicho Torra, y ha llamado a cesar toda actividad prescindible.

Torra ha pedido a Sánchez medidas compensatorias, ya que cree que hace falta «un choque económico urgente desde el Gobierno español» y ha pedido actuaciones contundentes en impuestos, hipotecas, cotizaciones y que sobre todo se proteja a pymes y autónomos.

«Si se dedicaron 600.000 millones de euros a salvar la banca, ahora se trata de salvar a las empresas, a los trabajadores y a los autónomos», y ha añadido que no puede haber límites en este esfuerzo, ni en el importe ni en los plazos.

Ha propuesto suspender los plazos de pago de impuestos, cotizaciones de la Seguridad Social, cuota autónomos y ampliación de los vencimientos, así como establecer una indemnización a los trabajadores autónomos.

También ha pedido mantener la remuneración trabajadores que se queden casa, establecer nuevas líneas de crédito sin límite de liquidez, asegurar que los ERTEs no impliquen pérdida retributiva para los trabajadores y que no consuman el paro, y suspender los plazos de pago de hipotecas y suministros.

Torra también ha pedido al conseller de Interior, Miquel Buch, que los Mossos d'Esquadra «garanticen el buen funcionamiento y cumplimiento de este paro solidario de país» y ha pedido al Gobierno que tome medidas para no permitir el éxodo de personas de focos de contagio.

«Esto va de salud y de vidas, no de proclamas patrióticas caducas; va de una actuación eficaz, y no de una imposición centralista y autoritaria. La gente quiere soluciones y no recentralizar y liquidar el buen trabajo hecho desde el Govern», ha defendido.

También ha dicho que la Generalitat seguirá tomando decisiones, basadas en voces expertas: «No podemos esperar a decisiones que no llegan», ha criticado Torra, y ha afirmado que no estarán detrás del Gobierno central sino a su lado para luchar contra el coronavirus.

Torra ha asegurado que, si tuvieran plenas competencias, no habrían dudado «ni un momento en actuar con contundencia» y no ha descartado que se tomen en zonas concretas medidas drásticas de confinamiento como las ya tomadas en el área de la Conca d'Òdena (Barcelona).

En la rueda de prensa tras su discurso inicial se le han pasado tres de las preguntas enviadas por los periodistas: sobre si desobedecerá el decreto del Gobierno, Torra ha respondido haciendo una llamada al «compromiso cívico y solidario», tras lo cual ha explicado que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dicho en la reunión de presidentes que en la capital mueren personas cada hora.

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado que cumplirá «con responsabilidad» el decreto del Gobierno central para hacer frente al coronavirus, pero ha afirmado que es «innecesario» que el Ejecutivo español asuma el mando de la Ertzaintza o de Osakidetza.

Por ello, ha criticado el «procedimiento» seguido para la aprobación del decreto, aunque ha asegurado que su disposición a la colaboración es total y ya han acordado con los ministerios de Interior y Sanidad mantener la «actual fórmula de coordinación».

Urkullu ha realizado estas manifestaciones en una comparecencia telemática tras la videoconferencia de presidentes autonómicos con el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, después de la aprobación del real decreto por el que se declara el estado de alarma y que supone que la autoridad competente en todo el Estado será el Gobierno de España.

En su intervención, el Lehendakari ha indicado que el punto de partida del Gobierno Vasco viene marcada por la predisposición y el compromiso a ofrecer toda la «información, colaboración y solidaridad» tanto en relación con el Gobierno español como con todas las comunidades autónomas.

Urkullu ha precisado que ha dedicado «diez segundos» de su intervención en la videoconferencia a expresar su disconformidad con el procedimiento seguido para la aprobación y comunicación del decreto del Ejecutivo central porque los procedimientos son «parte esencial de la democracia». «Mi disposición a la colaboración y coordinación ha sido, es y será total, ahora bien coordinación y colaboración no es imposición. Asumir el mando de la Ertzaintza y Osakidetza son medidas innecesarias, no son entendibles desde el punto de vista de la eficacia práctica y profesional», ha añadido.

En todo caso, ha indicado que no va a contribuir a «una ceremonia del desacuerdo y la confusión» y hará prevalecer una actuación «común y efectiva». «Vamos a cumplir el decreto con responsabilidad porque lo primero para el Gobierno Vasco es el interés general de la ciudadanía ante la gravedad de la situación. El Lehendakari es el máximo representante del Estado en Euskadi, tal y como establecen la Constitución y el Estatuto de Autonomía, seguiré desempeñando el liderazgo de las instituciones, tal y como me ha confiado la sociedad vascas», ha afirmado.

Preguntado por si el decreto de Pedro Sánchez se puede comparar con la intervención prevista en el artículo 155, Urkullu ha indicado que no si iba a desviar del «objetivo fundamental que es combatir la extensión del contagio del coronavirus».

Urkullu ha afirmado que Euskadi y sus instituciones «van a seguir liderando las decisiones en el ámbito de sus competencias en coordinación con el Gobierno español». «Además, incluso en esta situación soy el responsable y el representante ordinario del Estado en Euskadi, así que mi responsabilidad es liderar la aplicación en Euskadi de todas las medidas que se están adoptando», ha añadido. Asimismo, ha asegurado que van a ser «proactivos» para complementar las medidas que fueran necesarias.

Cuestionado por el papel del Gobierno Vasco tras asumir el Ejecutivo español el mando único y si Osakidetza y Seguridad podrán tomar decisiones propias, Urkullu ha reiterado que Euskadi y sus instituciones van a seguir «liderando y coordinando sobre el terreno la respuesta a esta pandemia que es global y también local». «Así ha quedado constatado en la reunión por videoconferencia», ha añadido.

Por otra parte, preguntado por si, ante las medidas adoptadas por el Gobierno español, 'va de la mano' con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, con quien mantuvo un contacto, Urkullu ha señalado que se está «ante la afección del coronavirus» y «en esto vamos todos de la mano».
Urkullu ha precisado que, como consecuencia de la reunión, ya se han puesto en

comunicación los ministerios de Interior y de Sanidad con los consejeros vascos respectivos y se ha acordado mantener la «fórmula de coordinación que hasta ahora se viene siguiendo entre la administración vasca y la del Gobierno español».

A su juicio, lo importante es centrar todos los esfuerzos en combatir la extensión del virus. «Esta no es una acción de abajo arriba o de arriba abajo, la base son los profesionales que demandan todo nuestro apoyo, recursos y determinación», ha agregado.
Respecto a si la Ertzaintza está recibiendo ordenes de confinamiento a la población, el

Lehendakari ha indicado que, desde que este sábado Euskadi también declarara el estado de emergencia y se publicara la orden de la consejera de Salud, Nekane Murga, la Ertzaintza está «velando por el cumplimiento de las decisiones adoptadas ayer».

Urkullu ha afirmado que la actuación de la Ertzaintza está siendo «proporcional a la situación» y se «adapta constantemente a cada nuevo escenario». «Hay una restricción de libertad de circulación y movimiento, la ciudadanía está haciendo un gran esfuerzo y se nota en las calles, por lo que mi agradecimiento por el civismo que muestra Euskadi», ha apuntado.

Sobre las posibles existencia de lagunas en algunas de las medidas del Gobierno central, Urkullu ha indicado que han hablado en la videoconferencia de determinadas casuísticas que son «innumerables» y ha asegurado que, detrás de cada medida, hay una «explicación, que no es arbitraria».

Respecto a la posible aplicación de las medidas en empresas como Mercedes, en las que habría dificultades para guardar el metro y medio de distancia de seguridad, Urkullu ha afirmado que cada empresa y entidad debe aplicar con «sentido común y rigor» las medidas generales y adaptándolas en su ámbito específico. «Nadie mejor que cada empresa para conocer lo que son sus condiciones y concretar una orden general», ha apuntado.

Por otra parte, ha explicado que en la conferencia de presidentes autonómicos ha propuesto al Gobierno español cinco acciones «muy concretas». En concreto, ha pedido aprobar el paquete de «Propuestas y medidas extraordinarias firmado por los agentes empresariales y sindicales».

Además, ha reclamado priorizar las medidas de apoyo a autónomos y comercio, especialmente afectados por las restricciones impuestas, así como subsidiar a las empresas que mantengan el empleo. En este sentido, ha indicado que ha aportado el modelo del Gobierno alemán que paga el 60 % de las horas no trabajadas y asume el 50% del coste de la Seguridad social.

Una cuarta medida solicitada por Urkullu es solicitar a la Unión Europea la puesta en marcha de un «ambicioso» Plan de estímulo económico, ya que, a su juicio, es «fundamental adoptar decisiones eficaces para evitar la recesión».

Por último, ha propuesto reconocer y compensar a los profesionales de la sanidad y los servicios esenciales por el «plus de esfuerzo, entrega y compromiso» que están demostrando ante esta crisis.

Urkullu también ha manifestado que la situación «sigue siendo grave», según trasladan los profesionales de la sanidad pública vasca. «Contener el virus exige el máximo compromiso personal y colectivo, cada persona es importante, cada acción, cada decisión, es trascendente. Debemos seguir concentrando toda nuestra determinación en contener el virus y preservar la salud pública, atendiendo, especialmente, a las personas mayores y las más vulnerables», ha añadido.

En este sentido, ha insistido en que se deben cumplir, «de forma estricta», las recomendaciones de las autoridades sanitarias.«Cada iniciativa que adoptamos puede salvar una vida, esta situación pone a prueba nuestros valores, nuestra humanidad y empatía», ha añadido.

Urkullu, que ha confirmado que el martes habrá consejo de Gobierno, se ha mostrado convencido de que «juntos» se logrará contener el virus y superar esta crisis.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Tomeu
Hace 6 meses

El virus mira en cuanto entra en las comunidades históricas. Ellos merecen un trato preferencial que el resto de españoles no merecemos

Valoración:menosmas

Scorpio
Hace 6 meses

Torra no se cansa de hacer el ridículo, y es que no tiene vergüenza alguna.

Valoración:menosmas

Yonitedigo
Hace 6 meses

El bello Torra defiende su comunidad de los ataques de Sanchez.

Valoración:menosmas

Yonitedigo
Hace 6 meses

Con Torra el terrible, cualquier sandez es posible.

Valoración:menosmas

Yonitedigo
Hace 6 meses

Torra El Terrible está rebelde...

Valoración:menosmas

Idò
Hace 6 meses

Sería raro, estos dos mequetrefes aspirantes a jefes de Estados imaginarios jamás pueden estar a la altura de las circunstancias. Eso pasa por ceder tantas competencias a verdaderos incompetentes

Valoración:10menosmas

Jaume
Hace 6 meses

Es normal que no haya comentarios.

Valoración:5menosmas

angelcaido
Hace 6 meses

Agachad la cabeza, incad la rodilla....No hagais mas el RIDICULO...

Valoración:11menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1