La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha comunicado este martes a la Junta de Portavoces que a partir del pleno de la semana que viene no comenzará ningún debate a partir de las 20:00 horas. | Mariscal - jrp - EFE - EFE

1

Las Cortes Generales (Congreso y Senado) harán las adaptaciones necesarias en sus infraestructuras para habilitar salas de lactancia o cambiadores para bebés y pondrán en marcha protocolos para prevenir y atajar situaciones de acoso sexual o por razón de sexo.

Las conductas que conduzcan a estas situaciones serán consideradas «faltas muy graves», por lo que el régimen sancionador del Congreso y el del Senado se revisarán. Así consta en la propuesta que la comisión paritaria creada para la redacción del I Plan de Igualdad de las Cortes ha transmitido a las mesas de las dos cámaras, que se han reunido este martes.

El plan se aprobará previsiblemente el viernes con una reunión de las mesas conjuntas.
No existía hasta ahora un plan de igualdad para los más de 1.000 trabajadores y trabajadoras del Congreso y del Senado, entre funcionarios, personal eventual y personal laboral.

El procedimiento para hacerlo realidad comenzó durante la XII legislatura y terminará ahora, en la XIV. La convocatoria electoral del 28 de abril de 2019 y la repetición de comicios del 10 de noviembre no han favorecido la celeridad del proceso.

Se contrató la elaboración de un diagnóstico a una empresa externa, el cual se entregó a mediados del año pasado, y a partir de ahí una comisión paritaria de las Cortes asumió su análisis para plantear medidas concretas.

El diagnóstico mostraba la realidad del Congreso y del Senado desde una perspectiva de género. Constataba que no había discriminación en acceso a puestos de trabajo ni en promoción de los trabajadores ni en sus remuneraciones, pero detectaba lagunas en conciliación y en la prevención de situaciones de acoso.

De hecho, hacía hincapié en la inexistencia de protocolos al respecto a pesar de que un 10 por ciento de las trabajadoras encuestadas afirmó que había vivido situaciones de estas características. La propuesta refuerza las medidas que se venían aplicando especialmente en los ámbitos laboral y salarial, y pone fin a determinados vacíos.

En cuanto a la organización de las cámaras, la propuesta aboga por incluir en la web del Congreso y en la del Senado un portal de igualdad. Incide en la idoneidad de que en los pliegos de contratación se incorporen «cláusulas sociales en materia de igualdad» y que las instalaciones de las Cortes se adapten para habilitar «salas de lactancia y cambiadores de bebés».

La racionalización de horarios es uno de los objetivos en los que más énfasis pone la propuesta. Por un lado, plantea que las mesas del Congreso y del Senado, al igual que los portavoces de los grupos parlamentarios, planifiquen la actividad sobre la premisa de unos horarios que faciliten la conciliación de los trabajadores.

En este sentido, la presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, ha comunicado este martes a la Junta de Portavoces que a partir del pleno de la semana que viene no comenzará ningún debate a partir de las 20:00 horas.

Por otro lado, apela a la negociación colectiva para implantar, llegado el caso, medidas de conciliación relacionadas con la concesión de vacaciones o con cambios de jornada.
El texto del plan evita concreciones sobre la instalación de controles horarios, y así, lo deja como posibilidad y lo supedita a informes previos que lo avalen.

Ahora bien, en el Congreso y en el Senado «se favorecerá que las personas con hijos menores de 12 años tengan preferencia para la elección del disfrute de vacaciones y días por asuntos propios durante periodos no lectivos».

Y sólo en el Senado «se estudiarán» posibles «medidas alternativas» a los servicios de educación infantil y de ludoteca para «días sin cole». En el Congreso existen estos servicios ya.
El plan, asimismo, allana el camino a la puesta en marcha de protocolos contra el acoso sexual o por razón de sexo.
Aboga por su elaboración, y acto seguido, por la aprobación por parte de las mesas de las cámaras y por la divulgación y difusión de su contenido.
Por consiguiente, las Cortes Generales alumbrarán su primer plan de igualdad en la semana del 8 de marzo, el Día de la Mujer