Imagen de archivo del 8M celebrado en 2019. | ARCHIVO

4

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, ha anunciado este lunes que el sindicato no convocará una huelga general el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y que este año cae en domingo, ya que «deben encontrar nuevas fórmulas de presión y negociación».

En una rueda de prensa con motivo de la publicación de un informe sobre brecha salarial, Antoñanzas ha argumentado que, aunque la huelga es una herramienta fundamental para «cambiar las cosas», este año tienen que «abordarlo de otras maneras».

Asimismo, ha anunciado que el lema de la campaña de UGT para el 8M de este año será «El 8 de marzo y el 9, qué» y ha explicado que esta campaña no solo abordará el 8 de marzo, porque para ellas, la discriminación de la mujer es un tema que «se tiene que tratar todos los días del año».