El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó. | ALESSANDRO DELLA VALLE

13

El PSOE está expresando este viernes voces discrepantes sobre Venezuela. Por un lado, el expresidente del Gobierno Felipe González ha defendido a Juan Guaidó como «el único representante legitimado democráticamente» como presidente de Venezuela y frente la «tiranía» de Nicolás Maduro. Por otro, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha afirmado que Pedro Sánchez, «acierta» al no recibir a Guaidó.

Las discrepancias entre los socialistas se producen en medio de las polémicas por el hecho de que Guaidó no vaya a ser recibido en Madrid por Sánchez, sino por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González; así como por la reunión del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas.

González ha subrayado que Guaidó es el presidente de la Asamblea de Venezuela y el presidente encargado del país, y que así ha sido reconocido por las principales democracias de la UE, de América Latina y del Norte, como Estados Unidos o Canadá.

«Es el único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar», subraya el expresidente. A su juicio, «a Maduro sólo hay que creerlo cuando dice que nunca más convocará elecciones para perderlas».
Por eso asegura que controla el Consejo Nacional Electoral y los poderes citados.

«La democracia en Venezuela ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la república en un estado fallido», ha recalcado. González ha señalado que todo ello se lo ha reiterado directamente a Guaidó, con quien dice que se mantiene en comunicación.

Por su parte, Zapatero ha asegurado que la postura de González «moderada no parece». Además, ha afirmado que «el enfoque sobre Venezuela tendrá que cambiar en muchas actitudes y en cabezas», ha dicho Zapatero durante una entrevista en la SER, porque a su entender hay mucha «desinformación» sobre este país.

El político socialista ha afirmado que es un error promover sanciones económicas «para que sufra un pueblo» y ha apelado al diálogo entre las dos partes como vía para resolver el conflicto de manera «pacífica».

Zapatero, que en los últimos cuatro años ha viajado 38 veces a Caracas, ha comentado que la visión externa del conflicto le recuerda al Irak de Sadam Hussein, «donde uno era malo malísimo», en referencia al presidente Nicolás Maduro, instado por Estados Unidos en varias ocasiones a abandonar el poder tras las elecciones.

El exsecretario general del PSOE ha explicado que el reconocimiento internacional a Guaidó como «presidente encargado» de Venezuela el pasado febrero ha creado una situación «insólita» y «sin precedentes» desde el punto de vista de la legalidad internacional.