La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha rechazado el 'pin parental', la propuesta de Vox aceptada por Murcia y Andalucía, y ha dicho que «amparar conductas homófobas y machistas no es libertad», sino que «es perpetrar el odio y la intolerancia e ir contra derechos básicos y la autonomía de los centros».

Así lo ha expresado en su cuenta oficial de Twitter este viernes y ha añadido que «erradicar la homofobia no es opcional, es una obligación». «La igualdad de mañana empieza en las aulas», ha concluido la presidenta en su publicación.

El Gobierno ha remitido a la Consejería de Educación de la Región de Murcia un requerimiento para que proceda a la retirada de las instrucciones enviadas a sus centros educativos a principio de curso donde permitía el 'pin parental'.