0

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha defendido este lunes «alargar al máximo» la legislatura en Cataluña y ha reiterado que no piensa volver aún a Cataluña ni instalarse en Perpinyà, porque, pese a gozar de «inmunidad» como eurodiputado, no puede vivir con «normalidad».

En declaraciones a RAC 1, Puigdemont ha afirmado que «las elecciones en Cataluña deberían ser en diciembre de 2021», es decir, debería alargarse el mandato hasta el final, y por ello confía en que «la Justicia española entenderá al final que no hay ninguna base para confirmar la inhabilitación» del president Quim Torra.

«Siempre he sido partidario de alargar al máximo la legislatura», ha remarcado Puigdemont, que por ahora no prevé mover su residencia de Bélgica. «Aunque tengamos la inmunidad, no tenemos la normalidad», ha argumentado Puigdemont, para dejar claro que, pese a su condición de eurodiputado, aún no podrá llevar «una vida normal» hasta que en España «no haya presos políticos ni represión».

«No cambiaré mi residencia en Bélgica», ha asegurado Puigdemont, que, como dijo la semana pasada en Bruselas, no solo no piensa volver de momento a su casa en Cataluña, sino que tampoco prevé instalarse en Perpinyà, en el sur de Francia, aunque sí tiene «muchas ganas» de «ir a la Catalunya Nord» a celebrar algún acto o reunión de JxCat. Para Puigdemont, «el exilio es una herramienta de lucha» que piensa seguir aprovechando.