El abogado Gonzalo Boye, ante los medios, tras la comparecencia de Puigdemont ante las autoridades belgas. | Efe

El domicilio del abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, está siendo registrado este lunes por la mañana en el marco de una operación ordenada por la Audiencia Nacional.

Fuentes próximas a la investigación han señalado que el registro se está practicando en el domicilio de Boye en Madrid y que el abogado no está detenido.

La operación, que coordina la Fiscalía Antidroga de la Audiencia Nacional y que desarrollan agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional, está vinculada a la causa judicializada de José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco, de 62 años.

El histórico narcotraficante gallego fue detenido en febrero de 2018 junto a una veintena de presuntos miembros de su banda acusados de los delitos de tráfico de drogas, blanqueo y pertenencia a organización criminal de extrema gravedad.

Noticias relacionadas

Las investigaciones apuntaban que Miñanco lideraba una importante red de narcotraficantes desde 2016, meses después de que se le otorgara la semilibertad, lo que le permitía dormir diariamente en el Centro de Inserción Social (CIS) de Algeciras (Cádiz). De hecho, fue arrestado cuando salía de ese centro.

Fuentes de la Audiencia Nacional han informado de esta operación en la que se están practicando varios registros en una causa que está secreta.

Reacciones

Ante esta información ya se han producido las primeras reacciones. Así, el vicepresidente de Òmnium Marcel Mauri ha afirmado en Twitter: «Qué vergüenza. Esto es propio de un estado policial. No soportan su acción jurídica internacional que ha dejado en evidencia la injusticia del Estado en toda Europa».

Hace pocos días el letrado acompañó a su cliente ante las autoridades belgas en Bruselas, como consecuencia de la tercera euroorden de detención y entrega contra Puigdemont cursada por el Tribunal Supremo (TS) el mismo día en que se dio a conocer el veredicto de la sentencia del procés.