Miles de ciudadanos han reaccionado este lunes a la sentencia del procés, comunicada a primera hora por el Tribunal Supremo, saliendo a protestar a las calles de toda Cataluña. En previsión a las movilizaciones, se ha puesto en marcha un refuerzo de la seguridad en puntos calientes, como la estación de Sants o el aeropuerto del Prat. Unas 25.000 personas se han concentrado en la plaza Catalunya en señal de protesta.

'Tsunami Democràtic' ha convocado a los manifestantes al lugar, y a las 13:00 horas ha hecho un llamamiento a ir a paralizar el Aeropuerto de El Prat de Barcelona, por lo que mucha gente ha empezado a ir hacia esta infraestructura.

Varias columnas de estudiantes han marchado desde las universidades de la ciudad y el entorno hasta el lugar, cortando vías principales como la avenida Diagonal, y en la plaza se concentran personas de todas las edades con banderas estelades y carteles con la inscripción 'Libertad presos políticos'.

Manifestación sentencia del procés

La plaza de Catalunya y las calles adyacentes han quedado llenas de gente, muchas con camisetas amarillas, y han gritado consignas como: «1-O ni olvido ni perdón», «este juicio es una farsa» y por la libertad de los presos políticos.

La zona ha estado vigilada por un helicóptero policial que ha recibido abucheos de los concentrados, y también manifestantes durante las marchas han gritado «fuera la bandera española» a banderas colgadas en el balcón.

A lo largo de la mañana, las concentraciones se han ido extendiendo por toda Cataluña. Los estudiantes también han reaccionado a la resolución del Tribunal Supremo a las puertas de la Autònoma:

Cerca de un millar de manifestantes se han concentrado frente el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, una movilización que se ha iniciado en la sede de Òmnium Cultural.

Noticias relacionadas

Asimismo, el tráfico ferroviario se ha visto afectado. Es el caso de las líneas R11 y RG1 ha sido cortado por un centenar de personas que han accedido a las vías en la estación de Celrà (Girona). Según Renfe, la circulación de trenes se encuentra interrumpida desde las 10.30 horas y la acción ha sido también anunciada por el Comité de Defensa de la República (CDR) de esta localidad vecina de la capital gerundense.

La línea R11 enlaza Barcelona con Granollers y Sant Celoni antes de recorrer diversas poblaciones de Girona para acabar en la localidad francesa de Cervere, mientras que la RG1 inicia su trazado en L'Hospitalet de Llobregat y transcurre por todo el litoral hasta Blanes para continuar por el interior hasta el municipio fronterizo de Portbou.

Por su parte los CDR han realizado un llamamiento a la «desobediencia»: «Es la hora de la revuelta popular».

Cortes de carreteras y arterias en Barcelona

Hasta el mediodía de este lunes una decena de carreteras catalanas se han visto afectadas por diversos actos de protesta a la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los líderes del proceso soberanista por sedición. Según ha informado el Servei Català de Trànsit (SCT), se han cortado la C-16 en Sallent (Barcelona), la C-17 en Vic y en Seva (Barcelona), la C-31 en Verges (Girona), la C-63 en Santa Coloma de Farners y Anglès (Girona), la C-66 en La Bisbal d'Empordà, la GI-634 en Verges, la N-240 en Valls (Tarragona) y la N-II en Mataró (Barcelona). También se ha cortado la A-7 en Tarragona en sentido norte; y se ha producido una marcha lenta de vehículos en la C-31 en Palamós (Girona) en sentido Girona.

Concentración de simpatizantes independentistas ante la estación de Sants

Además los manifestantes han cortado las principales arterías de Barcelona y han interrumpido por espacio de casi una hora el servicio del tranvía (Tram) entre María Cristina y Zona Universitaria, informa la Guardia Urbana. Tras el corte de la Vía Layetana, la Gran Vía y la ronda de Dalt a la altura de Montbau en Barcelona a primera hora de la mañana, manifestantes independentistas han ido cortando poco después las principales arterías de la capital catalana.

Manifestantes en Girona interrumpen la circulación de la estación de Rodalies

Han cortado la Avenida Diagonal, una de las principales vías de entrada y salida de Barcelona, en varios puntos de la misma, La Rambla en ambos sentidos, el Paseo Lluís Companys -cercano al Parlament- también en ambos sentidos, el lateral del Paseo Vall d'Hebrón a la altura de Sant Rafael, la Avenida del Paralelo, la Vía Augusta o la ronda del litoral a la altura de Poble Nou en sentido Llobregat.

Un grupo de manifestantes ha cortado también en Barcelona un tramo del tranvía, entre las paradas de María Cristina y Zona Universitaria, que afectan a las líneas T1, T2 y T3, cuyo servicio ha sido restablecido al cabo de una hora, aunque con alteraciones. Se ha visto cortado el tramo del tranvía de estas tres líneas entre Pius XII y Zona Universitaria.

En Girona un millar de personas se han concentrado ante la Delegación de la Generalitat en Girona, junto a la alcaldesa Marta Madrenas.