El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, en rueda de prensa, tras la reunión de la Ejecutiva de Ciudadanos una semana después de las elecciones del 26M. | Eduardo Parra

22

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha dejado claro que no se sentarán a negociar acuerdos de gobierno con Vox en ninguna mesa «a tres», como le ha planteado el PP este lunes, y ha insistido en que no habrá pactos de gobierno tripartitos.

Esta es la respuesta que ha dado Villegas en una rueda de prensa en la sede del partido, al término de la reunión de la Ejecutiva, a la propuesta planteada por el «número dos» popular, Teodoro García Egea, para iniciar ya de manera formal las negociaciones a tres (Partido Popular, Ciudadanos y Vox).

Buscarán acuerdos de manera «preferente» con el PP, ha dicho Villegas, y excepcionalmente y de manera «subsidiaria» lo harán con el PSOE, siempre y cuando asuman las condiciones programáticas naranjas y rechacen las políticas territoriales e impositivas de Pedro Sánchez.

No hay condiciones específicas planteadas para el PP o el PSOE, ha explicado, aunque dentro de las condiciones que pondrán sobre la mesa sí está incluida su propuesta autonómica y la aplicación del artículo 155 si la Generalitat sigue incumpliendo la legalidad.

Ningún cambio, por tanto, en la estrategia de pactos que han defendido estos días y que hace muy difícil, también según el propio Villegas, llegar a entendimientos con algún barón socialista.

Los dirigentes de C's, con Albert Rivera a la cabeza, han debatido largo y tendido sobre los ejes maestros de los pactos en la Ejecutiva, una reunión que ha durado tres horas y sobre la que Villegas no ha querido desvelar si ha habido voces discrepantes con la línea de la dirección de priorizar de manera global los pactos con el PP.

«Las deliberaciones de la ejecutiva son secretas, pero ha habido muchas intervenciones que han mejorado la propuesta que se traía», ha zanjado Villegas ante las diferencias de criterio manifestadas por algunos dirigentes -públicamente solo el responsable económico del partido, Luis Garicano-.

El secretario general de Ciudadanos ha asegurado que aún no han empezado a negociar directamente en las comunidades y ayuntamientos dónde su partido es decisivo, como Madrid, Castilla y León, Aragón y Murcia y, por eso, ha evitado entrar en posibles aritméticas.

No obstante, ha reiterado que no se van a sentar con Vox y aunque podría darse la foto de un dirigente de C's junto a otro del partido de Santiago Abascal o Podemos, ha aclarado que solo será «para explicarle el acuerdo alcanzado», pero no para acordar ningún programa de gobierno.

Únicamente hablarían con ellos después para darles los detalles del contenido de los acuerdos que se consigan y será Vox el que luego decida si apoyan o no esos acuerdos, buscando solo sus votos para facilitar investiduras, como ocurrió en Andalucía.

Ciudadanos lo que busca, ha subrayado el secretario general, es alcanzar acuerdos «moderados, centrados, liberales y a dos» y ya verá Vox -ha dicho- si actúa con responsabilidad.

En el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, Abascal tendrá que decidir -ha señalado- si le parece bien ese acuerdo o permite que siga gobernando Manuela Carmena.