Renfe abre una investigación sobre la avería del tren Badajoz-Madrid

| Madrid |

Valorar:

Renfe ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la avería mecánica que sufrió este miércoles un tren de medida distancia Badajoz-Madrid a su paso por la estación de Mérida, afectando a 163 viajeros, y adoptar las medidas necesarias para que este tipo de incidencias no vuelva a producirse.

En la estación de Mérida se sustituyó el tren averiado por otro de reserva, lo que supuso un retraso de 55 minutos, tras los que los pasajeros continuaron su marcha hasta Navalmoral de la Mata, en Cáceres, ha detallado hoy la operadora ferroviaria en un comunicado.

La avería tuvo lugar en el registrador jurídico, el aparato en el que son grabados todos los movimientos del tren, sin el cual puede circular, ha explicado más tarde a los periodistas en Madrid el director de Renfe Viajeros, Ramón Azuara.

En Navalmoral se produjo una nueva avería, en este caso en los motores generadores, lo que hizo que la empresa enviara un nuevo tren desde Talavera de la Reina (Toledo), al tiempo que establecía un plan alternativo de transporte por carretera.

Los viajeros que tenían como destino Madrid se desplazaron en autobús, mientras que los que iban a estaciones intermedias comenzaron el desplazamiento de nuevo en el tren, ya que los técnicos de Renfe consideraron que había sido reparado.

Se averió unos minutos más tarde, por lo que esos pasajeros tuvieron que esperar a un tren de socorro para continuar su viaje.

El retraso total fue de 4 horas y 20 minutos, por el que Azuara ha pedido disculpas y ha indicado que será devuelto el precio de sus billetes.

Azuara ha indicado que la investigación interna será tanto sobre las averías en el material como sobre las decisiones adoptadas para resolver la incidencia, incluida la decisión de retomar el trayecto, que hizo que los pasajeros esperaran al tren de socorro con el tren en la vía, en vez de haber esperado en la estación de Navalmoral.

El director de Renfe Viajeros ha recordado que en los últimos seis meses la compañía ha puesto en marcha varias medidas, entre ellas la sustitución de 11 trenes de la serie 598, por otros más modernos, de la serie 599, de los que, hasta el momento, se han sustituido 5 unidades y el resto está previsto que se renueve entre febrero y mayo.

Otras de las medidas son establecer un coordinador de Renfe para Extremadura y un nuevo taller en Badajoz, sustituir motores y activar trenes de reserva en Badajoz y en Mérida, y el acompañamiento de dos mecánicos en los trenes (hasta ahora en los más sensibles y ha sido solicitado para todos), que se suman a una inversión urgente en infraestructuras que están acometiendo Fomento y Adif.

Según Azuara, «ayer fue un mal día», pero las medidas venían dando resultados, ya que en noviembre solo se registraron dos incidencias y en diciembre ninguna.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.