La discoteca Pachá y festivales de música, entre los objetivos de los terroristas del 17-A

| Barcelona |

Valorar:
preload
Discotecas de la capital catalana fueron examinadas como posibles objetivos de atentados por parte de la célula yihadista.

Discotecas de la capital catalana fueron examinadas como posibles objetivos de atentados por parte de la célula yihadista.

17-08-2017 | Efe

Los terroristas del 17-A tomaron como inspiración el atentado de 2015 a la sala Bataclán, en París, y fijaron como posibles objetivos discotecas y festivales de Barcelona y Benicàssim (Castellón) por ser ejemplo del modo de vida occidental que distrae a los musulmanes de sus «verdaderas preocupaciones».

Lo evidencian las numerosas búsquedas que realizaron por internet de varios locales de ocio y festivales y que los Mossos d’Esquadra recogen en un informe que obra en el sumario de los atentados del pasado 17 de agosto en Cataluña.

A través del análisis del contenido de un móvil hallado en las ruinas del chalé de Alcanar (Tarragona), donde prepararon los atentados y que previsiblemente pertenece a Mohamed Hychami –abatido en Cambrills–, los investigadores dan cuenta de las numerosas búsquedas de este tipo que los terroristas comienzan a realizar desde el 8 de agosto.

En concreto, buscaron el aforo de la discoteca Colossos (ubicada en Lloret de Mar –Barcelona–), de 1.800 personas, parecido a la sala Bataclán. Otras discotecas famosas de Barcelona fueron objeto de búsqueda de los terroristas, como Razzmataz, Pachá y Badgad. Esta última es una sala de espectáculos pornográficos que, según el informe, supone un «ejemplo de lugar contrario a la virtud y a la moral según el ideario yihadista».

Comunidad LGTB

«Las discotecas gay de Sitges» y «Las discotecas gay Sitges, la más grande» fueron sus siguientes consultas en la red, «objetivos que estarían plenamente en la línea de las directrices» del Dáesh, como evidencia el ataque a la sala Pulse en Orlando (EEUU), muy popular en la comunidad LGTB de dicha población, en junio de 2016.

A partir del 13 de agosto, cuatro días antes de los atentados, se empezaron a interesar por conocidos festivales de Sitges (Barcelona) y de Benicàssim, que dista de Alcanar sólo 76 kilómetros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.