Imagen de Antonio Salvá, el padre de Diego, uno de los dos guardias civiles asesinados por la banda terrorista ETA en Mallorca. | M. À. Cañellas

2

Antonio Salvá, vicepresidente institucional de Actúa Baleares y padre de Diego Salvá, uno de los dos guardias civiles asesinados por ETA en Mallorca hace nueve años, ha manifestado este lunes que «este país es un chollo para los terroristas y delincuentes».

Así se ha pronunciado en el acto celebrado en Calvià en homenaje a los guardias civiles Diego Salvá y Carlos Sáenz de Tejada, fallecidos en un atentado de ETA en Palmanova.

Durante éste, el presidente de Actúa Baleares, Jorge Campos, ha criticado que el Ayuntamiento de Calvià celebrara el evento a las 09.00 horas por «las dificultades que éste supone para la asistencia del público en general que quiera arropar a las víctimas del terrorismo».

La presidenta de Actúa en Calvià, Idoia Ribas, y Jorge Campos, han realizado una ofrenda floral y, al finalizar el acto, lvá ha declarado que «es un insulto a las víctimas del terrorismo que un terrorista como Santi Potros salga a la calle tras cumplir 30 años en prisión cuando pesaba sobre él una condena de 3.000 años de cárcel».

Por su parte, Campos ha opinado que «Santi Potros es un sanguinario terrorista condenado por los atentados de Hipercor y Plaza República Dominicana en Madrid, en los que murieron 33 personas. Le ha salido a menos de un año por persona asesinada. Un terrorista que debería ser condenado a cadena perpetua», ha lamentado.