Juana Rivas, ante el juez: «Soy madre y he venido escapando del maltrato»

| Granada |

Valorar:
preload
Juana Rivas, este miércoles en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada, donde es juzgada por dos delitos de sustracción de menores al haber permanecido un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre.

Juana Rivas, este miércoles en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada, donde es juzgada por dos delitos de sustracción de menores al haber permanecido un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre.

18-07-2018 | Efe

Juana Rivas, que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de cinco años de cárcel por permanecer un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre, ha declarado este miércoles que actuó convencida de que no le arrebatarían a los menores porque su expareja los «maltrataba».

Durante su declaración en el Juzgado de lo Penal 1 de Granada por dos delitos de sustracción de menores, Rivas ha manifestado que mientras estaba en paradero desconocido sabía que requerían a sus hijos, pero pensó que no se los llevarían, que «sería imposible porque él nos maltrataba».

«Me dijeron que podía tener represalias, pero no imaginé que fueran de cárcel y de guarda custodia», ha relatado durante la vista oral, en la que ha indicado que sus abogados siempre le dijeron que mientras hubiera un recurso pendiente de resolver ella podría seguir con los niños.

«Pensaba que como madre tenía que defenderlos (...) Soy madre y he venido escapando del maltrato, cómo los voy a entregar, era garante de mis hijos», ha afirmado durante la vista oral, en la que el juez, Manuel Píñar, ha dejado claro que este juicio no es para juzgar un presunto caso de violencia de género.

Su expareja y padre de los niños, el italiano Francesco Arcuri, que ha declarado por videconferencia, ha negado haberla agredido y ha señalado que al principio de que ella regresara a España con los niños (el verano de 2017) procedente de Carloforte (Italia), donde hasta entonces residía la familia, sí tuvo contacto con sus hijos.

Hasta que el 2 de agosto le informó de que se quedaría en España, momento a partir del cual fue «dificultándole» el contacto hasta impedirle que hablara con ellos, ha dicho Arcuri, que como acusación particular pide para Rivas cinco años de cárcel, la pérdida de la patria potestad durante ocho años e indemnización de 30.000 euros.

Durante la vista oral han declarado como testigos, además de guardias civiles y policías locales, la psicóloga forense que elaboró un informe sobre la conveniencia de que los niños vieran a su padre, a instancias de un Juzgado de Granada a raíz de que ella presentara una denuncia por maltrato contra Arcuri en julio de 2016.

La perito expuso en aquel informe que no apreciaba que la «restitución -de los niños- al contexto paterno supusiera un grave riesgo».

Rivas está acusada de permanecer en el verano de 2017 un mes en paradero desconocido junto a sus dos hijos para no entregarlos al padre, el italiano Francesco Arcuri, que fue condenado en 2009 por lesionarla y al que denunció nuevamente por maltrato en julio de 2016, denuncia pendiente de resolverse por la justicia italiana, que sigue además otro procedimiento civil por la custodia de los niños.

El juicio, que comenzó este miércoles a las 9.30 horas, se ha parado al mediodía un receso tras el cual continuará con la declaración de dos testigos y la exposición de los informes finales de las partes.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Jolines
Hace un año

El caso Juana Rivas es un excelente ejemplo para conocer las consecuencias de rodearse de feminazis.

Valoración:13menosmas

Pere
Hace un año

Se le ve el plumero

Valoración:16menosmas

No le haran nada
Hace un año

Si hubiera sido un hombre ya estaria en la carcel. No le haran nada porque el lobby feminista/feminazi es muy poderoso y mas con los socialistas/podemos gobernando España

Valoración:16menosmas

Jooooer
Hace un año

Me siento discriminado por ser hombre

Valoración:14menosmas

Penalista
Hace un año

Mala solución tiene esta señora. Primero, ser madre y (supuestamente) maltratada no son ni eximentes ni atenuantes para el delito cometido.

Segundo, el maltrato lo tendrá que demostrar, no puede basarse únicamente en su testimonio.

Tercero, ¿al final qué fue de Paqui Granados, su en principio abogada, y tras comprobarse que no tenía ni licenciatura ni grado de Derecho, asesora jurídica? ¿Va a ir esta señora también al banquillo como inductora?

Como dice otro comentarista, has sido la tonta útil de este asunto (mira que pronto han desaparecido las de "Yo soy Juana" en cuanto han venido mal dadas).

Valoración:14menosmas

Míster X
Hace un año

Esta señora fue requerida por el juez, por el fiscal y diferentes medios de comunicación, informandole de las consecuencias de la negativa de dejar ver a un padre a sus hijos, los cuales comparte con ese señor. O bien hizo lo que le dio la gana, obviando que todos estamos bajo la tutela de las leyes o bien se dejó aconsejar por gente que piensa que forzando la situación, se saldría con la suya. Ahora ha perdido y perderá más, por ser una insensata

Valoración:15menosmas

Manacorina i Feminista
Hace un año

Mujer mal asesorada,intentó tomarse la justicia por su mano, se pensava que la la justicia se la podría engañar. No todo vale.

Valoración:14menosmas

Alfombrado
Hace un año

Ahora pide a todos los que te afengaban para que desobedecieses las leyes que acoquine la multa que te caerá.

Y luego agradeceles que no podrás ver a tus hijos por muchos años.

Has sido la "Tonta útil" de la izquierda

Valoración:15menosmas

Quin berenar...
Hace un año

Ah. Pues ja està.no?

Si és dona i 'madre' pot fer lo que li passa per allà. Com no pot esser d altra forma perqué estem a un païs igualitari i en paritat.

Valoración:21menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1