En las últimas horas se había perdido la pista al expresidente de la Generalitat desde que abandonara Finlandia. | Efe

119

Carles Puigdemont ha sido detenido por la policía alemana este domingo cuando acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca, a donde había llegado procedente de Finlandia, según informan varios medios de alcance nacional.

Las autoridades alemanas han confirmado esta información, destacando que Puigdemont quedó retenido a las 11.19, hora local en la autopista A7 dirección sur, y quedó a disposición policial, según el portavoz de la Policía de lo Criminal del Land de Schleswig Holstein Uwe Keller.

Asimismo, las autoridades han comunicado oficialmente al Gobierno de Mariano Rajoy la detención de Puigdemont, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo, que han señalado que ahora se seguirán los trámites habituales en el sistema europeo de cooperación policial y judicial.

Los agentes lo han detenido cuando acababa de cruzar la frontera en dirección a Hamburgo, desde donde tenía la intención de regresar a Bélgica, para «ponerse a disposición» de las autoridades de este país.

Noticias relacionadas

El arresto ha sido posible gracias a la cooperación entre la Oficina Federal de Investigación Criminal de Alemania (BKA) y la Policía Nacional española (Comisaría General de Información y División de Cooperación Internacional), en coordinación con el CNI.

El expresidente de la Generalitat volvía a su residencia en la localidad belga de Waterloo en vehículo desde Finlandia, país al que había viajado para impartir una conferencia en la universidad de Helsinki y donde le sorprendió la euroorden que el juez activó el pasado viernes para detenerlo a él y a los exconsellers que se marcharon de España.

La noche del mismo viernes, Carles Puigdemont -que tenía unos billetes de avión para regresar a Bruselas este sábado por la tarde- abandonó Finladia rumbo a Bélgica, según confirmó el diputado finlandés Mikko Kärnä, uno de sus anfitriones en el país nórdico. A lo largo del día las autoridades finlandesas estuvieron buscándolo sin éxito, por lo que vigilaron todos los puertos y aeropuertos del país.

El expresidente de la Generalitat, sobre el que pesa una orden de detención internacional, había cargado en las últimas horas contra la líder de Ciudadanos (Cs) Inés Arrimadas, por pedir diálogo para resolver la crisis catalana mientras «aplaude» encarcelar «diputados y libertades».

Por su parte, el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha declarado en una entrevista este mismo domingo que no sabía «exactamente dónde está» el dirigente independentista, horas después de anunciar en un mensaje de Twitter que su cliente se encontraba a disposición de la justicia belga.