Costa, en su declaración, ha desvinculado de estas prácticas al aparato nacional del partido. | Efe

5

El exsecretario general del PP valenciano Ricardo Costa ha confesado que esta formación se financiaba «con dinero negro» y ha señalado al expresidente valenciano Francisco Camps como el responsable de la financiación irregular del partido en las elecciones autonómicas de 2007, si bien ha desvinculado de ello a la dirección nacional del partido.

Durante su declaración, Costa ha relatado cómo un día el vicepresidente valenciano Víctor Campos le llamó a su despacho y le mostró unos sobres que le dijo que contenían dinero en efectivo entregado por empresarios que tienen relaciones con la administración o con el partido por encargo de Camps y el expresidente de las Cortes valencianas Juan Cotino.

Costa, cuya declaración en el juicio a la rama valenciana de Gürtel se ha adelantado a petición de su defensa «al hilo de las declaraciones» de otros acusados que le señalaron a él, ha precisado que comentó estas circunstancias con el extesorero Luis Bárcenas y éste rechazó ese modo de financiación porque esa es una práctica prohibida en el PP y sería un «Filesa II».

Perdón

Noticias relacionadas

Costa ha pedido «perdón a la sociedad valenciana y española» tras confesar en el juicio de Gürtel y ha manifestado su arrepentimiento por no haber denunciado la financiación irregular de la formación en sus «múltiples años de servicio público».

«Soy consciente de lo que estoy diciendo, de las repercusiones que esto va a tener en mí, en mi familia», ha dicho Costa al final de su confesión y antes de someterse a las preguntas de la Fiscalía.

«No he denunciado este tipo de actuaciones durante múltiples años de servicio público, y para terminar y someterme a las preguntas del ministerio fiscal, quiero declarar y manifestar mi arrepentimiento y pedir perdón a la sociedad valenciana y española, y en particular a mi familia que sé que va a sufrir consecuencias de todo esto», ha añadido acto seguido.

Actos financiados en 'B'

Durante su alegato al comienzo de su declaración, Costa ha enumerado varios actos de campaña del PP valenciano financiados gracias a la aportación de empresarios y al final de cada uno de ellos ha reconocido que omitió su «deber de denunciarlo» y ha afirmado que está dispuesto a asumir las consecuencias.

«Después de esta declaración, con los hechos nuevos que he aportado, estoy de acuerdo con los hechos de los que me está acusando el ministerio fiscal», ha acabado diciendo.

La Fiscalía pide 7 años y 9 meses de cárcel para Costa, que fue secretario general del PP de Valencia de 2007 a 2009 y exportavoz en la Cortes Valencianas. Fue juzgado en Valencia en la causa por los trajes que Gürtel regaló a Francisco Camps y resultó absuelto tras ser declarado no culpable por un jurado.