Previous Next
21

Laura Sancho, la joven que se desplazó a Bruselas para visitar al expresident, Carles Puigdemont, y decirle que no tenía pensado votar pero que había cambiado de opinión y lo haría en su nombre en las elecciones autonómicas de este 21-D en Cataluña, ha ejercido su derecho a voto este jueves por la mañana en Sant Cugat del Vallès, Barcelona.

Pocos días antes de la finalización de la campaña electoral Puigdemont publicó en su perfil de Instagram una imagen con la joven, a la que agradeció el «gesto y la solidaridad», atendiendo al hecho de que ni él ni el resto de exconsellers que se encuentran en Bruselas podrán depositar la papeleta en la urna, al no haberse registrado dentro del plazo prescrito ante el consulado español en Bélgica.

Noticias relacionadas

El anuncio de Puigdemont generó un considerable revuelo en las redes sociales, y Sancho ha recibido buenas palabras, pero también críticas por estrenarse de esta forma como votante en unos comicios.

Así, no han faltado las voces que advierten de que este hecho simbólico no tiene la más mínima trascendencia y tergiversa la legalidad, al ser el voto una expresión democrática personal y un derecho político y constitucional que no se puede traspasar de una persona a otra.

No obstante, el propio expresident ha elogiado este jueves la actitud de la chica, a quien ha elevado a la categoría de símbolo, afirmando que «es el momento de que la república de los ciudadanos jubile la monarquía del 155», en referencia al artículo de la Constitución que lo desposeyó de su cargo y permitió la convocatoria de las presentes elecciones autonómicas.