Desafío independentista

Las alegaciones de la Generalitat llegan tres minutos tarde pero serán admitidas

| Madrid |

Valorar:

La Generalitat ha enviado mediante un burofax dirigido al Senado sus alegaciones a la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno, y aunque han llegado tres minutos tarde sobre el plazo establecido serán admitidas por la Cámara Alta, según fuentes de la institución.

El burofax enviado por la Generalitat llegó tarde porque «se atascó el papel». Así lo ha explicado el portavoz del PDeCAT en la Cámara Alta, Josep Lluis Cleríes, en declaraciones a los periodistas. «Ha habido un tema técnico en el burofax. Me han dicho que se ha quedado atascado el papel en medio», ha señalado antes de recordar que las alegaciones se han aceptado y que serán defendidas por el delegado del Gobierno de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell.

El Govern ha decidido remitir mediante burofax el documento con las alegaciones en vez de presentarlo en el registro del Senado, y en el apartado donde se reseña la hora de admisión figuran las 10.03 horas, esto es, tres minutos después de la hora límite fijada para su presentación, a las 10.00 horas.

No obstante, fuentes próximas a la Presidencia de la comisión «ad hoc» encargada de dar curso a las medidas del 155 han asegurado que pese a este retraso el documento va a ser aceptado y constará a los efectos de la tramitación parlamentaria.

El Gobierno catalán ha utilizado para enviar sus alegaciones el mismo procedimiento que empleó el martes el presidente del Senado, Pío García-Escudero, para comunicar al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que podía formular sus alegaciones hasta las diez de la mañana de este jueves.

Sin embargo, Puigdemont ha renunciado a acudir a la Cámara Alta, decisión que el Govern justifica porque entiende que el Gobierno ya tiene decidido, pase lo que pase, aplicar el artículo 155 de la Constitución, una vez que cuente con el permiso de la mayoría absoluta del Senado.

Con las alegaciones ya en la Cámara Alta, este jueves a mediodía comenzarán los trabajos de la ponencia de la comisión conjunta, integrada por diez senadores de todos los grupos que se reunirán a puerta cerrada para debatir las medidas propuestas por el Gobierno.

Los ponentes podrán negociar posibles cambios mediante enmiendas «in voce» que se presentarán sobre la marcha para finalmente emitir un dictamen que pasará a ser discutido esta tarde, a partir de las 17.00 horas, por toda la comisión, ya en sesión abierta a los medios de comunicación.

En esta comisión, conformada por 27 senadores, está previsto que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defienda las medidas propuestas por el Ejecutivo, que serán sometidas después a debate y votación.

Finalmente, y según determina el Reglamento de la Cámara, la comisión «formulará propuesta razonada sobre si procede o no la aprobación solicitada por el Gobierno, con los condicionamientos o modificaciones que, en su caso, sean pertinentes en relación con las medidas proyectadas».

Esta propuesta será elevada al pleno extraordinario que este viernes celebra el pleno del Senado a fin de su ratificación por la mayoría absoluta del hemiciclo; el Gobierno cuenta con el respaldo de los senadores del grupo popular -que ya dispone de esta mayoría absoluta- además del apoyo del PSOE y Ciudadanos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.