El miembro del sindicato de la policía catalana, David José Manas. | Efe - LUIS TEJIDO

0

El secretario general del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), David José, ha acusado a los mandos del cuerpo de «deslealtad» por dejar «abandonados» a los agentes de los Mossos d'Esquadra que actuaron en la votación del 1-O, suspendida por el Tribunal Constitucional (TC), que cumplieron órdenes.

Tras reiterar que los agentes de los Mossos se sienten «abandonados», el secretario general del SPC ha recordado que los compañeros que estuvieron en los colegios en el referéndum del 1 de octubre «cumplían las órdenes dentro de un dispositivo que ellos no decidieron».

Por ello, considera una «deslealtad» de los mandos que ahora han traspasado la responsabilidad a los agentes que estaban en la calle, algunos de los cuales están siendo citados en las diligencias judiciales abiertas por el 1-O.

«Yo puedo hablar por los agentes de base que cumplían órdenes y, fruto de ellas y con los recursos que les dieron, ahora están abandonados y eso es una deslealtad», ha apostillado José.

No ha dudado en calificar de «tensa, muy tensa» la situación que se vive en la policía autonómica, que los mossos ven con «preocupación», y ha dicho que al igual que la sociedad catalana en general está «fracturada», el cuerpo «evidentemente también».

Preguntado si le constaba que algunos agentes estaba planteándose darse de baja, David José ha precisado que se trata de momento de una «minoría» aunque ha reconocido que depende de cómo evolucione la situación, también ese número puede cambiar.

Respecto a la posibilidad de que los mossos desobedezcan órdenes, ha precisado que la Policía «no tiene ese margen de maniobra», porque está para «cumplir y hacer cumplir la ley, la vigente, sea la que sea», y, en cualquier caso, sería a título individual. «Allá ellos», ha enfatizado.

«Tenemos que cumplir las órdenes que jerárquicamente nos lleguen y estén dentro de la ley. Las que estén fuera de la ley, tenemos la obligación de no cumplirlas», ha añadido.

En relación a la asunción de las competencias de Cataluña en materia de Interior por parte de la administración central, José ha indicado que eso forma parte del terreno político pero ha dejado claro que lo que de todos modos habrá que hacer es «garantizar los servicios públicos y la seguridad» en Cataluña.

«Que tomen las decisiones que sean dentro del marco político, tanto unos como otros -ha agregado-, aunque lo ideal sería que hablasen y pactasen una solución, pero si no puede ser que se garantice la seguridad ciudadana y que lo servicios funcionen con la máxima normalidad posible».

Por otro lado, el máximo responsable del SPC ha pedido a las administraciones que, dentro de sus posibilidades, «suavicen un poco lo que está pasando» con los agentes desplegados en Cataluña, porque, según él, «no son dignas las condiciones en las que están alojados guardias civiles y policías nacionales».

Mientras, a los mossos se les ha traspasado una responsabilidad que «no les toca».

David José ha querido dejar claro que la relación entre los diferentes cuerpos es buena, porque todos son policías «con uniformes de distinto color» y saben cuál es su trabajo, que ahora se desarrolla con una complejidad que nadie hubiera deseado.