Armengol, en el centro, con los políticos de todas las formaciones políticas de Baleares que acudieron a La Rambla de Barcelona para homenajear a las víctimas de los ataques. | P. Bergas

44

Los representantes políticos de Baleares acudieron este sábado a Barcelona para unirse a la manifestación contra el terrorismo, organizada por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal. Los políticos baleares se reunieron en La Rambla, donde todos juntos se hicieron una fotografía que simbolizó la unión del pueblo balear contra la barbarie terrorista.

Previamente a la manifestación, la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, aprovechó la visita para realizar una ofrenda floral en el mosaico de Joan Miró. El ramo de rosas que Armengol depositó sobre el altar es el ramo que representa a todo el pueblo balear, convirtiéndose en un mensaje de unidad, solidaridad y fortaleza.

Este sábado se demostró que la lucha contra el terrorismo no entiende de colores políticos. A Barcelona acudieron representantes de todas las formaciones. Armengol destacó que todos los demócratas y los que aman los valores de la paz, la convivencia, la pluralidad y la convivencia deben mantenerse juntos en momentos tan duros como estos..

Armengol aclaró que no era un día para hablar de nuevas medidas de seguridad con el resto de comunidades autónomas y aprovechó para dedicarles unas palabras de apoyo al pueblo catalán, a los Mossos d’Esquadra, a las fuerzas de seguridad del Estado y a todos aquellos que ayudaron a normalizar la situación general tanto en Barcelona como en Cambrils con su trabajo.

Noticias relacionadas

Por su parte, el alcalde de Palma, Antoni Noguera, dijo que la manifestación es un grito mundial de democracia y de humanidad, un grito en contra de la barbarie.

Unidad política

Además de la presidenta Francina Armengol, en la representación política de Baleares figuraban el presidente del PP balear, Gabriel Company; el vicepresidente del Consell, Jesús Jurado; el expresident Francesc Antich; el exalcalde de Palma José Hila; los portavoces parlamentarios del PP, Podemos y Ciudadanos, Margalida Prohens, Alberto Jarabo y Xavier Pericay, respectivamente; los consellers de Serveis Socials y Treball, Fina Santiago y Iago Negueruela, respectivamente; entre otros representantes institucionales.