Ada Colau recibió las condolencias del Rey y la Reina este domingo en la sede del consistorio. | Reuters

1

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha referido en su perfil de Facebook al atentado terrorista del pasado jueves en la capital catalana y ha señalado que «hemos vuelto a demostrar que la fuerza de Barcelona es su gente».

«A las pocas horas del horrible atentado perpetrado el jueves en Barcelona, las Ramblas volvieron a llenarse de gente y de vida, la mejor forma de plantarle cara a la barbarie, a los miserables que sembraron de terror y muerte una de las calles más emblemáticas y queridas de esta ciudad», ha escrito la alcaldesa.

Según Colau, el grito improvisado de la ciudadanía de «No Tinc Por», lema escogido para la manifestación unitaria convocada para el próximo sábado, es «un antídoto a la rabia y la impotencia que todos sentíamos al pensar en las vidas arrebatadas de la forma más cruel y aleatoria, en las decenas de heridos, y en el profundo dolor de sus seres queridos, a los que la ciudad entera quiere acompañar».

La alcaldesa, que anima a participar en la manifestación, reconoce que «estamos pasando días muy duros. Es normal que sintamos rabia, enfado, desconcierto, dolor. Es importante que compartamos esos sentimientos».

«Escucho y leo muchos comentarios que dicen 'pues yo sí tengo miedo' -agrega-. Me parece sincero y muy sano reconocer y compartir ese miedo, porque esa es la única forma de combatirlo».

Ada Colau también aplaude a «la cantidad de personas que hacen cola en el ayuntamiento para firmar el libro de condolencias en solidaridad con las víctimas, y en los miles de mensajes de apoyo y solidaridad que nos han llegado de todo el mundo, incluso de niños que malviven en campos de refugiados en Grecia, a los que han llegado huyendo del mismo terror que golpeó el jueves nuestra ciudad».

La alcaldesa pide también pensar «en las comunidades musulmanas que se apresuraron a condenar esta atrocidad de la forma más enérgica, y recordemos que ellos también tienen miedo: miedo a que algunos aprovechen para señalarles y culparles miserablemente de un terror del que ellos son, también, víctimas».