El nuevo director de los Mossos d’Esquadra, Pere Soler.

5

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, elegió este lunes a Pere Soler, un independentista convencido, como nuevo director de los Mossos d’Esquadra, cargo para el que será nombrado oficialmente hoy por el gobierno catalán, en sustitución de Albert Batlle, que dimitió por motivos políticos a dos meses y medio del 1-O.

Según fuentes del gobierno catalán, el nuevo director de los Mossos será Pere Soler, que en 2013 fue nombrado director general de Servicios Penitenciarios de la Generalitat, en sustitución de Xavier Martorell, que dimitió acosado por su presunta vinculación con supuestos espionajes políticos a través de la agencia de detectives Método-3.

La consellería de Justicia estaba encabezada por Germà Gordó, quien abandonó el grupo de JxSí en el Parlament y pasó a ser diputado no adscrito después de que el Tribunal de Justicia de Catalunya acordara investigarle por el ‘caso del 3 %’, sobre el cobro de comisiones de CDC.

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1967, Pere Soler es licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (1991), máster en Derecho y Transmisiones Electrónicas por la Universidad de Valencia (2000-2001) y especialista en estudios europeos.

Noticias relacionadas

Pere Soler Campins ha desarrollado su actividad profesional como abogado en Terrassa, donde tiene despacho desde 1992. Además, fue presidente del Tribunal Arbitral de Terrassa y concejal de CiU en el ayuntamiento de esa ciudad. Soler, publicó hace unos días en su perfil de Twitter que cree que el Estado «no podrá evitar» el referéndum del 1 de octubre.

Por otra parte, Albert Batlle, presentó este lunes su dimisión por motivos políticos al nuevo conseller de Interior, Joaquim Forn.

Batlle, un ex alto cargo del tripartito que siempre ha defendido que los Mossos d’Esquadra deben ser políticamente neutrales e imparciales y que la policía catalana debe cumplir y hacer cumplir la ley, ha renunciado al cargo de director político de la policía catalana, al que accedió el 10 de junio de 2014, en sustitución de Manel Prat, según las fuentes.

En un mensaje remitido ayer a todos los agentes del cuerpo anunciando su dimisión, Batlle se mostró convencido de que «en los actuales momentos de la vida del país», en el que el gobierno catalán plantea un referéndum, la policía catalana «seguirá perseverando» en su «misión de defensa de la seguridad y del bienestar» de los ciudadanos.