La detención del expresidente de Madrid, Ignacio González, coincide con este aumento de la preocupación por la corrupción. | Efe

2

La preocupación de los españoles por los casos de corrupción política se ha disparado en las últimas semanas y ya es uno de los principales problemas para el 54,3 por ciento de los ciudadanos, 12,3 puntos más que un mes antes, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Así consta en el último barómetro del CIS correspondiente al mes de mayo, realizado entre el 1 y 9 de ese mes, después de iniciarse la operación Lezo y de la detención en abril del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.

La inquietud de los españoles por la corrupción y el fraude pasa del 42 por ciento del informe de abril al 54,3 por ciento de este último, mientras que la preocupación por el paro también repunta, aunque en menor medida, y se sitúa en el 71,3 por ciento, frente al 69,6 por ciento del mes anterior.

Trabajo en casa

Otro apartado de la encuesta indica que las mujeres en España siguen siendo las que asumen la mayor parte del trabajo doméstico del hogar, pues en la mayoría de las familias son las que preparan la comida, friegan los platos, hacen la compra y limpian, mientras que ellos solo suelen hacer las reparaciones de la casa.

Únicamente está igualado el reparto de tareas en los pagos y gestiones en los bancos, pues las realizan las mujeres en el 34,5 % de los casos y los hombres en el 34 %.

Estado de las autonomías

Asimismo, los partidarios de un Estado como el actual -con comunidades autónomas- ha descendido, según el último barómetro, al pasar del 40 % de los encuestados en abril al 37 % en mayo. Además, han sumado unas décimas quienes prefieren un Estado con un único gobierno y sin autonomías, ya que entonces lo elegía el 16,9 % y ahora, el 17,1.

También han bajado los que quieren un Estado en el que las comunidades tengan más autonomía: el 14,9 % en abril y el 13,2 en mayo.

El 9,9 % de los encuestados el pasado mes optó por un Estado con unas comunidades con menos autonomía cuando en abril eran el 10,5.

Un 9,4 prefiere, en el último barómetro, un Estado que reconozca a las comunidades la posibilidad de convertirse en estados independientes, el mismo porcentaje que en abril.

El 50 % se siente tan español como de su comunidad; el 17,5 sólo español y el 13,4 más de su autonomía, mientras que el 6 % se siente más español que de su territorio, la misma proporción que se siente únicamente de su comunidad.