El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, a su salida del Comité Federal del PSOE. | Efe

2

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha defendido este miércoles ante el Consell Nacional el no a Mariano Rajoy en el debate de investidura consciente de que provocará un problema con el PSOE, pero cree que los socialistas catalanes no deben estar al lado de una de las «locomotoras» en rumbo de «colisión» contra Cataluña.

El Consell Nacional del PSC, reunido este martes en Barcelona desde las 18.30 horas, ratificará con toda probabilidad la posición de la dirección de Miquel Iceta, contraria a la abstención que acordó el Comité Federal del PSOE.

En su intervención en el Consell Nacional a puerta cerrada, aunque ha trascendido su discurso, el líder del PSC ha defendido el no a Rajoy en primera y segunda votación del debate de investidura, consciente de que esta decisión «puede provocar un problema de relación entre PSC y PSOE».

«Dos partes no desarrollan un proyecto común si una no lo quiere», ha añadido Iceta, que en todo caso ha manifestado su voluntad de seguir «compartiendo con el PSOE un proyecto federal para España».

Ha admitido que la decisión puede llevar a revisar el protocolo de unidad con el PSOE, pero ha advertido de que cualquier cambio se debería hacer a través de un Congreso, porque el encaje del PSC «está contenido en la disposición adicional primera de los Estatutos Federales del PSOE».

Iceta ha reconocido que nunca hubiera pensado que «el detonante de una crisis entre PSC y PSOE sería un voto de investidura de un presidente del Gobierno del PP».

Ha afirmado que no le gustaría dar la «satisfacción a los inmovilistas ni a los independentistas» propiciando una crisis con el PSOE, pero ha justificado que su apuesta por el no a Rajoy es para «asegurar la utilidad del PSC como un instrumento político útil para los ciudadanos que se sienten progresistas y catalanistas».

Unos ciudadanos, ha proseguido, que «no entenderían que en el inicio de un curso político crucial en Cataluña, un curso que acabará o en fracaso o en desastre a causa de la deriva y aceleración independentistas, el PSC apareciera al lado de una de las locomotoras -en alusión a Rajoy- que han decidido emprender un rumbo de colisión».

Y ha remachado: «Una abstención en la investidura de Rajoy nos inhabilitaría para tender puentes y proponer soluciones en el momento que más falta hacen».