El profesorado español da más horas de clase que la media de los países de nuestro entorno. | Efe

39

Los principales sindicatos de Enseñanza de España reclaman un mayor reconocimiento social del trabajo de los profesores, un Pacto de Estado de Educación en el que se integren cuantas más fuerzas políticas mejor y menos horas lectivas, con motivo de la celebración este miércoles 5 de octubre del Día Mundial de los Docentes, una efeméride establecida por la Unesco.

No en vano, los profesores de nuestro país imparten más tiempo de clase al año que la media europea y de la OCDE, llegando a las 126 horas de diferencia entre el número de horas que dan los maestros y profesores españoles en Primaria, en los centros públicos, frente a los de la Unión Europea (UE).

Esta es una de las principales conclusiones de la Federación de la Enseñanza de UGT en su informe «Horas de enseñanza anuales, datos OCDE y UE22», donde se recuerda que la distribución de las horas de enseñanza determinará la posibilidad de que la práctica docente incluya otras actividades como evaluaciones, revisión de trabajos, planificación y atención a familias, entre otras.

Considerables diferencias

En Primaria, la diferencia en los centros públicos es de 104 horas más respecto a la media de la OCDE (776 horas) y de 126 respecto a la media de la UE (754), ya que el número de horas de enseñanza anuales del profesorado de centros públicos en nuestro país es de 880.

En Secundaria la diferencia es menor pero los docentes españoles también imparten más horas de enseñanza: 713 frente a las 694 de media de la OCDE y las 652 de la UE.

Más mujeres, pero menos que en Europa

Además, el 76 % de todos los profesores de educación primaria en España son mujeres, según datos de Eurostat, la oficina de estadística comunitaria, relativos a 2014.

Se trata del cuarto porcentaje más bajo de toda la UE y dato inferior a la media de los Veintiocho situada en el 84,7 %.

Sin embargo en la educación secundaria, el predominio de las mujeres no era tan acusado, pues representaban el 56,6 % de todos los profesores en España, el cuarto menor porcentaje de la UE, cuyo promedio se ubicaba en el 64 %.