Unas 540.000 personas han asistido este domingo por la tarde a la concentración independentista de la Diada que se ha celebrado en Barcelona, según la cifra que la Guardia Urbana ha facilitado en su cuenta de Twitter. | ALBERT GEA

46

Las cinco concentraciones independentistas organizadas por la ANC y Òmnium de forma simultánea en Barcelona, Tarragona, Lleida, Berga (Barcelona) y Salt (Girona) han acabado justo una hora después de empezar este domingo por la tarde.

Así, a las 18.14 se han empezado a disolver, aunque muchos participantes se quedan frente a los escenarios de las cinco localidades, donde hay previstas actuaciones musicales.

Miles de personas participan en cinco manifestaciones a favor de la independencia en Cataluña, concretamente en los municipios de Barcelona, Tarragona, Lleida, Salt (Girona) y Berga (Barcelona), con motivo de la Diada de Cataluña.

Unas 540.000 personas han asistido este domingo por la tarde a la concentración independentista de la Diada que se ha celebrado en Barcelona, según la cifra que la Guardia Urbana ha facilitado en su cuenta de Twitter.

A las 17:14 horas, con el repicar de las campanas de La Seu Vella de Lleida, han arrancado las cinco manifestaciones de forma simultánea bajo el lema "A punt" (A punto), organizadas por las entidades independentistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha decidido encabezar la manifestación de Salt -él fue alcalde de Girona-, en lo que es la primera vez que un presidente catalán asiste a una protesta secesionista.

En la manifestación de Barcelona el protagonismo se lo llevÓ la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Barcelona En Comú-Podemos), junto con el vicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras.

También asistieron consellers y dirigentes del Partit Demòcrata Català (PDC), la formación que preside Artur Mas, quien también figura entre los manifestantes con la camiseta oficial de la organización.

Por su parte, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, pendiente de si será inhabilitada por el Tribunal Constitucional, encabezó la manifestación de Tarragona.

El ambiente festivo y reivindicativo presidió el ambiente en las cinco manifestaciones, plagadas debanderas esteladas (independentistas).

En Barcelona, una hora antes de arrancar la protesta, el Paseo de Sant Joan ya estaba abarrotado de ciudadanos hasta el Arco del Triunfo.

Este es el quinto año consecutivo que el sector soberanista catalán protagoniza una importante manifestación ciudadana a favor de la independencia.