El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante su intervención en un foro económico organizado por El Norte de Castilla en Salamanca. A su lado, el subdirector del periódico, Francisco Foces. | Juanjo Roig

18

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha sostenido este viernes que las actividades de Federico Trillo y Vicente Martínez Pujalte con Grupo Collosa no son legales, hasta el punto de que, a su juicio, ambos deberían haber abandonado sus cargos este jueves mismo.

Sánchez, que se ha referido a este asunto en una entrevista en Cuatro, ha hecho hincapié en que los comportamientos de Pujalte y Trillo no plantean un problema de incompatibilidades, sino de corrupción.

«Despachos del PP, diputados del PP, administración del PP; por lo tanto, corrupción del PP», ha resumido, tras recalcar que de lo que se habla es «dos diputados del PP que tienen sendos despachos que han sido contratados por una empresa que está siendo investigada por la Agencia Tributaria por un supuesto pago de comisiones irregulares para la adjudicación de contratos vinculados con el sector eólico que han sido dados por una administración del PP».

Sánchez, que se ha mostrado convencido de que Trillo y Pujalte «tendrían que haber abandonado ayer sus cargos» como embajador en Londres, el primero, y como diputado en el Congreso, el segundo, ha avanzado que la semana que viene el grupo socialista presentará un escrito para que la comisión parlamentaria del estatuto de los diputados «se posicione sobre este caso», por considerar que «no es legal».

También ha defendido el «buen nombre de la inmensa mayoría de los diputados», que no están inmersos en causas como las de Pujalte y Trillo, ha dicho, y ha recordado que, a su juicio, las únicas actividades privadas compatibles con el escaño deberían ser las de dar charlas, clases y cursos en la universidad «sin cobrar» por ello.

Sobre la rebaja de la fianza de 800 a 34 millones a Rodrigo Rato en el caso Bankia, ha señalado que no tiene «nada que valorar desde el punto de vista judicial», pero que desde el punto de vista político y social Rato «debe responder con todas las consecuencias» de lo que ha hecho.

«Se tiene que hacer verdad que el que la hace la pague y lo pague», ha subrayado, y ha aprovechado para denunciar la «hipocresía enorme» del PP, que «ante el caso Pujol pidió una comisión de investigación, mientras que «cuando el fraude afecta a Bárcenas y Rato las prohíbe».

A este respecto, ha vuelto a defender que los ciudadanos «se merecen» conocer, antes de las elecciones del 24 de mayo, los nombres de la lista de los amnistiados fiscales -«lista de la vergüenza» o «lista de Rajoy», según su criterio-, y ha renovado su compromiso de hacerlo él si llega al Gobierno de España.