El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, durante la sesión de control al Ejecutivo celebrada este miércoles el Congreso de los Diputados. | Paco Campos

2

El pleno del Congreso ha aprobado hoy la ley de control financiero de los partidos, que aumenta los mecanismos para prevenir la corrupción en las formaciones políticas, prohibiendo las donaciones de empresas y limitando las de personas físicas, al tiempo que recorta las subvenciones públicas.

La norma, que ya pasó su examen la semana pasada en la Comisión Constitucional de la Cámara baja y que ahora seguirá su trámite en el Senado, ha sido aprobada en la votación de conjunto con los votos a favor del PP, CiU y el PNV, la abstención del PSOE y el voto en contra de la Izquierda Plural, UPyD y parte del grupo mixto.

Noticias relacionadas

El proyecto consolida el recorte del 40 por ciento de las ayudas públicas a los partidos aplicada en los últimos años y añade una reducción del 20 por ciento de las subvenciones para envíos de propaganda electoral, que sólo en los pasados comicios europeos superó los 17 millones de euros.