Javier Limón Romero, marido de la auxiliar de enfermería que ha dado positivo de ébola ha grabado un vídeo cedido a Pacma en el que pide a la sociedad que le ayuden a salvar a su perro Excalibur que, según denuncia, la Comunidad de Madrid le ha pedido consentimiento para sacrificarlo. | Europa Press (Youtube)

40

El marido de la auxiliar de enfermería infectada de ébola ha denunciado este martes que la Comunidad de Madrid le ha pedido autorización para sacrificar al perro de la familia como medida preventiva y que, en caso de que se niegue, solicitarán una orden judicial para entrar en la casa y acabar con su vida.

En un comunicado publicado en las redes sociales por Javier Limón Romero, el marido de la auxiliar contagiada de ébola - que permanece en aislamiento en el Hospital Carlos III de Madrid, al igual que su mujer, aunque en módulos separados- asegura que un responsable de Atención al Paciente de la Comunidad de Madrid se dirigió a él para pedirle que sacrificara al animal.

«Me ha dicho que tienen que sacrificar a mi perro así, sin mas. Me pide mi consentimiento a lo cual me he negado rotundamente. Dice que entonces pedirán una orden judicial para entrar por la fuerza en mi casa y sacrificarle», critica Javier, cuyo mensaje ha sido difundido en decenas de páginas de asociaciones protectoras de animales en las redes.

Javier aboga por buscar otro tipo de soluciones alternativas antes que matar al animal que, en su opinión, puede parecer «fácil» porque «un perro no importa tanto».

Así, propone poner al perro en cuarentena y observación como se ha hecho con él y se pregunta que si sacrifican al perro, porque no le sacrifican a él también «por si acaso».

En el texto, precisa que «un perro no tiene porque contagiar nada a una persona y al revés tampoco», de ahí que considere «injusto» que por «un error de ellos quieran solucionar esto por la vía rápida».

Mientras tanto, el perro permanece solo en la casa si bien tiene un saco de 15 kilos de comida y agua abundante en cubos y la bañera, además de las terraza abierta para que haga sus necesidades, señala Javier.

Entre los contactos relacionados con la paciente, el Ministerio de Sanidad ha valorado de manera individual al marido por ser «el contacto más estrecho» con la paciente, por lo que se encuentra en aislamiento en el complejo hospitalario La Paz-Carlos III, si bien en el momento actual se encuentra asintomático.