El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al inicio hoy de la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados. | Carlos Montes de Oca

5

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy de que los procesos secesionistas son un «torpedo» en la «línea de flotación» del espíritu de la UE, que apuesta por la integración, y ha insistido en que si una parte del Estado se separa se convierte en un tercero y pierde sus derechos como socio europeo

En la sesión de control del Congreso, y en su respuesta al portavoz del PNV, Aitor Esteban, sobre el referéndum de mañana en Escocia, Rajoy ha insistido en que hay «muchas diferencias» entre dicho proceso y el debate soberanista catalán, porque Escocia apenas tiene competencias frente a las que disfrutan comunidades como Cataluña o el País Vasco.

En cualquier caso ha advertido de que los Veintiocho darán «muy pocas facilidades» a los territorios que se separen y quieran integrarse en la Unión.