13

ETA ha asegurado este sábado en un comunicado que su «compromiso» es «llevar hasta el final» el proceso de sellado de armas iniciado con la Comisión de Verificación Internacional (CIV), pero ha advertido de que cualquier «ataque» u «obstáculo» a este proceso puede condicionar su viabilidad.

El comunicado, que contiene seis puntos y cuyo original está en euskera, está fechado el 24 de febrero, y en él la banda terrorista confirma el inicio del proceso de sellado de armas que se visualizó el viernes 21 de febrero con un vídeo y la rueda de prensa en Bilbao de la citada comisión.

«El proceso de sellado de arsenales ha comenzado y el compromiso de ETA es llevarlo hasta el final, hasta sellar el último arsenal», afirma la banda terrorista en el comunicado publicado en el portal Naiz.info.

La banda terrorista -que fecha el comunicado un día después de la declaración en la Audiencia Nacional de varios de los miembros del CIV- reconoce sin embargo que este proceso es «complejo y no exento de dificultades», y añade que no depende sólo de su «voluntad» y de la «profesionalidad» de los «verificadores».

Noticias relacionadas

En este sentido, afirma que cualquier «ataque» u «obstáculo» que se pueda poner al proceso de sellado puede condicionar la viabilidad de proceso y por ello demanda a todos los agentes implicados a actuar con «responsabilidad».

ETA explica que la decisión de emprender este sellado e inventariado de sus arsenales es «consecuencia del final de la lucha armada» y que con él quiere garantizar que su armas se encuentran «fuera de uso operativo».

Añade que quiere ofrecer «seguridad» a la ciudadanía y a la comunidad internacional y reforzar y «alimentar» el proceso de solución.

Indica que el precinto de armas se está llevando a cabo con la Comisión Internacional de Verificación y que esta nueva fase se concreta en dos partes: por una parte la comisión verificará el proceso de sellado que llevará a cabo la banda con un método «ya prefijado» y por otra quedará en manos de los «verificadores» el inventario que se haga de las armas, explosivos y otros dispositivos.

La banda terrorista considera también que este paso en el desarme debe ayudar a fomentar el «clima para el diálogo y el acuerdo» y para «avanzar en otras cuestiones».

ETA vuelve a mostrar su «total compromiso» con la resolución del conflicto y con la paz y se reafirma en su disposición a participar en las «conversaciones y acuerdos» que sean necesarios para «superar todas las consecuencias del conflicto, incluyendo el desarme».

Finalmente, la banda terrorista menciona al preso Arkaitz Bellón, recientemente fallecido por la «cruel política penitenciaria» y resalta la urgencia de terminar con la «conculcación de derechos» de los presos etarras.