El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2i), junto a la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal (i), y el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera (3i), al inicio de la Convención Nacional del PP | Nacho Gallego

8

Ignacio López del Hierro, marido de la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ocupa en la convención nacional del partido que se celebra en Valladolid un lugar preeminente junto a su esposa, el jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, y otros dirigentes populares.

López del Hierro ha sido situado en la primera fila del auditorio Miguel Delibes de Valladolid a la derecha de Cospedal, y a su izquierda se ha sentado el vicesecretario general del PP Javier Arenas.

Al otro lado del asiento de la presidenta castellano-manchega se ha sentado Rajoy, quien tiene a su derecha a otro de los vicesecretarios generales populares, Carlos Floriano.

Esta ubicación destacada de López del Hierro, según fuentes del PP consultadas por Efe, pretende evidenciar que «no hay nada que esconder» en relación con el marido de Cospedal.

Esta semana, la secretaria general del PP aseguró que tanto ella como su marido siempre han actuado «dentro de la legalidad», después de las informaciones sobre la supuesta contratación «en diferido» de su marido por parte de Liberbank para que llevara a cabo unos servicios inexistentes.

Fuentes del partido subrayan que con la ubicación de López del Hierro en la convención ha quedado también claro el respaldo de Rajoy a su secretaria general ante las noticias en relación con este asunto.

La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha puesto hoy en valor la «fuerza» y la base social de su partido y ha advertido de que en la defensa de los intereses de España existe «el PP o la nada».

Cospedal ha inaugurado la convención nacional del PP en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de numerosos barones regionales y dirigentes, ante quienes ha lanzado un mensaje de unidad. «Todos somos el Partido Popular», ha proclamado.

Y ha apelado a la figura de Manuel Fraga, para subrayar que el PP es «mucho más de lo que quieren hacer creer algunos» y sigue representando aquella «mayoría natural» que siempre defendió su fundador.

Tras señalar que el futuro de España no se puede desligar de Europa y por eso hay que ser «fuertes en Europa», Cospedal ha advertido de que «el único partido capaz de conseguir todo esto es el PP».

«Porque si miráis lo que está pasando en nuestro país, convendréis conmigo que es el PP o la nada, y por eso estamos aquí», ha dicho Cospedal a los participantes en la convención.

La secretaria general ha asegurado que los populares tienen «más energía que nunca» y están dispuestos a trabajar por «los nuevos tiempos que tienen que venir» mientras otros se quedan, ha señalado, «anclados en el pasado"

«No nos van a derrotar, porque hoy estamos aquí como hemos hecho siempre, dando la cara por los españoles y dando la cara por el partido», ha subrayado la secretaria general, quien también ha defendido que en los momentos difíciles hay que sacar «lo positivo, aprender y seguir trabajando».

Dentro de esa «gran familia» que conforma el PP no se ha olvidado Cospedal de los populares vascos, a los que ha dedicado una parte de su intervención, en este momento de tensión con algunos sectores de los colectivos de víctimas del terrorismo.

Así, ha expresado su reconocimiento hacia quienes en el partido han sufrido ante el terrorismo o «la incomprensión y humillación por pertenecer al PP» y les ha dado las gracias por su «valentía y por su sentido de la responsabilidad».

Además, ha señalado que todos en el partido deberían aspirar a tener la misma altura moral.

«Han pasado algunas cosas que no nos gustan, pero somos muchos, muchos más», ha señalado Cospedal, quien también ha expresado su agradecimiento al Gobierno por reformar el Código Penal para que no se vuelvan a repetir consecuencias como las de la sentencia europea que revocó la doctrina Parot y supuso la excarcelación de terroristas.

De nuevo, María Dolores de Cospedal ha puesto en valor la fuerza de su partido -"cuanto peores son los momentos más fuertes sabemos ser», ha dicho- y su «sentido de la responsabilidad», tanto en el Gobierno como en la oposición, algo de lo que, en su opinión, no puede presumir el resto de formaciones políticas.

Y también ha vuelto a proclamar la defensa de la unidad del país frente a las pretensiones soberanistas, y ha asegurado que los españoles «no quieren aventuras estrafalarias y extremas», sino un partido como el PP, «convencido de que la unidad» de España «nos hace más fuertes».

«No se puede vender ni negociar el derecho de todos los españoles a decidir», ha dicho Cospedal, quien en todo momento ha vuelto a la defensa del PP como un partido de centro derecha en el que caben «muchos», y en concreto todos los que piensan que la democracia se asienta «en la defensa de las personas».

España es «el PP o la nada»

Por otro lado, Cospedal ha puesto hoy en valor durante su intervención en la convención la «fuerza» y la base social de su partido y ha advertido de que en la defensa de los intereses de España existe «el PP o la nada».

Cospedal ha inaugurado la convención nacional del PP en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de numerosos barones regionales y dirigentes, ante quienes ha lanzado un mensaje de unidad. «Todos somos el Partido Popular», ha proclamado.

Y ha apelado a la figura de Manuel Fraga, para subrayar que el PP es «mucho más de lo que quieren hacer creer algunos» y sigue representando aquella «mayoría natural» que siempre defendió su fundador.

Tras señalar que el futuro de España no se puede desligar de Europa y por eso hay que ser «fuertes en Europa», Cospedal ha advertido de que «el único partido capaz de conseguir todo esto es el PP».

«Porque si miráis lo que está pasando en nuestro país, convendréis conmigo que es el PP o la nada, y por eso estamos aquí», ha dicho Cospedal a los participantes en la convención.

La secretaria general ha asegurado que los populares tienen «más energía que nunca» y están dispuestos a trabajar por «los nuevos tiempos que tienen que venir» mientras otros se quedan, ha señalado, «anclados en el pasado"

«No nos van a derrotar, porque hoy estamos aquí como hemos hecho siempre, dando la cara por los españoles y dando la cara por el partido», ha subrayado la secretaria general, quien también ha defendido que en los momentos difíciles hay que sacar «lo positivo, aprender y seguir trabajando».

«Gran familia»

Dentro de esa «gran familia» que conforma el PP no se ha olvidado Cospedal de los populares vascos, a los que ha dedicado una parte de su intervención, en este momento de tensión con algunos sectores de los colectivos de víctimas del terrorismo.

Así, ha expresado su reconocimiento hacia quienes en el partido han sufrido ante el terrorismo o «la incomprensión y humillación por pertenecer al PP» y les ha dado las gracias por su «valentía y por su sentido de la responsabilidad».

Además, ha señalado que todos en el partido deberían aspirar a tener la misma altura moral.

«Han pasado algunas cosas que no nos gustan, pero somos muchos, muchos más», ha señalado Cospedal, quien también ha expresado su agradecimiento al Gobierno por reformar el Código Penal para que no se vuelvan a repetir consecuencias como las de la sentencia europea que revocó la doctrina Parot y supuso la excarcelación de terroristas.

De nuevo, María Dolores de Cospedal ha puesto en valor la fuerza de su partido -"cuanto peores son los momentos más fuertes sabemos ser», ha dicho- y su «sentido de la responsabilidad», tanto en el Gobierno como en la oposición, algo de lo que, en su opinión, no puede presumir el resto de formaciones políticas.

Y también ha vuelto a proclamar la defensa de la unidad del país frente a las pretensiones soberanistas, y ha asegurado que los españoles «no quieren aventuras estrafalarias y extremas», sino un partido como el PP, «convencido de que la unidad» de España «nos hace más fuertes».

«No se puede vender ni negociar el derecho de todos los españoles a decidir», ha dicho Cospedal, quien en todo momento ha vuelto a la defensa del PP como un partido de centro derecha en el que caben «muchos», y en concreto todos los que piensan que la democracia se asienta «en la defensa de las personas»