0

El año 2013 ha cerrado con 4.701.338 parados registrados en los servicios públicos de empleo, 147.385 menos que un año antes, tras un mes de diciembre récord en caída del paro y también en aumento de afiliados, aunque este último no ha sido suficiente para que el año termine con creación neta de empleo.

El año que acaba de terminar se consolida como el primero de la crisis en el que baja el paro registrado, gracias a que en el último mes se redujo en 107.570 personas, lo que representa el mayor descenso en un mes de diciembre de toda la serie histórica.

No obstante, 2013 no ha sido tan bueno para el empleo, ya que cierra con 85.041 cotizantes menos a la Seguridad Social que el año anterior, si bien se trata del recorte más suave desde que comenzó la crisis. Esto ha sido posible por el mejor mes de diciembre desde 2001, en el que la afiliación creció en 64.097 personas, situándose en 16.357.640.

Causas

El descenso de parados inscritos no supone un aumento automático del empleo, ya que responde a que muchas personas dejan de registrarse en las oficinas de empleo porque ya no perciben ninguna prestación, no confían en encontrar un empleo o emigran fuera del país, entre los principales motivos.

Al cierre de 2013, todos los sectores de actividad contaban con menos parados registrados que un año antes, salvo la agricultura.

En los servicios, con un total de 2.971.763 parados, el desempleo ha disminuido en 21.729 personas en el último año, tras un mes de diciembre en el que el paro en este sector cayó en 87.253 personas por las contrataciones relacionadas con la campaña de Navidad.

El sector de la construcción cerró 2013 con 652.697 desempleados (103.135 menos que en 2012) y la industria con 508.954 parados (34.101 menos), en tanto que entre aquellos que no han trabajado con anterioridad alcanza los 367.860 desempleados (608 menos).