0

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido «cordialmente» al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que reflexione «con serenidad y sentido positivo» sobre su respuesta a una «demanda tan mayoritaria del pueblo catalán» para la celebración de una consulta soberanista.

Mas, que está de viaje oficial en Israel, ha respondido así al jefe del Ejecutivo español, que el sábado dejó claro que no piensa dialogar sobre nada que cuestione la unidad de España o su soberanía.

El presidente catalán, volcado en la agenda académica y empresarial de esta gira por Israel, ha subrayado que los catalanes quieren pronunciarse sobre su futuro «en las urnas», y ha remarcado que Catalunya ha sido un pueblo «leal», según un comunicado del Gobierno catalán.

De la mano

Un día después de que el líder de su socio de federación, Josep Antoni Duran i Lleida, asegurara que UDC «nunca intercambiará el sufrimiento de las personas por progreso nacional», Mas ha querido remarcar que el catalanismo «nunca» ha contrapuesto progreso nacional y progreso social, ya que ambos «van de la mano».

Asimismo, ha asegurado también que las llamadas terceras vías ante la relación entre Catalunya y el resto de España «deben venir esta vez por la capacidad que tenga el Estado español de hacer un ofrecimiento que sea atractivo para el pueblo catalán». Es decir, la oferta debe hacerla el Gobierno de Rajoy.

«Catalunya y el catalanismo lo han intentado desde hace muchas décadas por todos los medios ante todos y de cualquier Gobierno», ha aseverado el presidente catalán.

Y ha insistido en que si debe haber una tercera vía debe ser porque «a nivel del Estado español, no solo el Gobierno, sino todas sus instituciones y partidos pongan sobre la mesa qué quiere decir la tercera vía y se pueda ofrecer al pueblo catalán para que se pronuncie sobre ella».