El conseller catalán Mas-Colell culpa de los recortes a tener que cumplir el objetivo de déficit. | TONI ALBIR - Gr

1

El consejero catalán de Economía, Andreu Mas-Colell, ha admitido que para cumplir con el objetivo de déficit de los Presupuestos del próximo año se deberá volver a recortar una paga extra a los funcionarios, así como implantar nuevos impuestos con el fin de ingresar 1.700 millones de euros más.

En una entrevista en TV3, el consejero ha dicho que para conseguir un déficit del 1 % en Catalunya en 2014 se reimplantará el impuesto de sucesiones y entrará en vigor un paquete de impuestos medioambientales, a parte de llevar a cabo acciones puntuales, como la venta de algún edificio de la Generalitat o la adjudicación de alguna concesión, según informa la televisión autonómica.

Más ingresos

También se llevarán diversas acciones políticas para aumentar las fuentes de ingresos, como reclamar una compensación por la tasa estatal de los depósitos bancarios y por la disposición adicional tercera del Estatuto.

En esta línea, se pretende aumentar el dinero del anticipo que da el Gobierno central a Catalunya en previsión de ingresos del año próximo, ya que, según ha dicho el conseller, «no se corresponde» lo que dicen con lo que dan, además de impulsar la revisión del modelo de financiación.

Sobre la revisión del modelo de financiación, ha señalado en que «insistiremos en un modelo que sea menos sesgado», pues el actual, según Mas-Colell, «es evidente que es sesgado en contra del Mediterráneo y de las comunidades autónomas que generan más impuestos».

Mas-Colell ha reconocido que en 2014 «tendremos una rebaja importante del gasto y la intención es que se ajuste al objetivo de déficit que nos imponen, que no nos gusta». A pesar de ello, ha dicho que la Generalitat evitará hacer nuevos recortes, se cumplirá el «núcleo obligatorio» y se mantendrán algunas prioridades.