El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, durante la rueda de prensa que ha ofrecido hoy en la sede del partido en la calle Génova de Madrid. EFE/Chema Moya | Carlos Montes de Oca

3

El portavoz adjunto del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha apuntado que el juez que instruye la causa por el accidente de tren de Angrois, que realizaba el trayecto Madrid-Santiago deberá determinar si «tuvo algo que ver» en este siniestro «el hecho de que el proceso inicial se modificara para acabarlo antes y cortar una cinta».

En declaraciones a la Cadena Cope, el diputado ‘popular’ ha recalcado que en el proceso judicial abierto «se tiene que estudiar», y así «se está haciendo», «todas las decisiones que se han ido tomando a lo largo del tiempo».

Así, y aunque ha asegurado que no cree que «nadie tomó ninguna decisión que pudiera afectar a la seguridad del tren y de los usuarios», ha apuntado que el juez tendrá que determinar si tuvo algún efecto «el hecho de modificar ese trazado y de adelantar la apertura de ese tramo».

Preguntado por si con estas palabras apunta directamente al anterior ministro de Fomento, el socialista José Blanco, ha asegurado que no hace «acusaciones personales», pero ha insistido en que la modificación del trazado es un hecho «evidente, palmario y publicado».

Sin dimisiones

Hernando ha rechazado que deban dimitir los presidentes de Renfe y de Adif, Julio Gómez-Pomar y Gonzalo Ferre, como este miércoles exigió la diputada del PP en la Asamblea de Madrid María Teresa Gómez-Limón, que resultó herida en el accidente.

El portavoz ha explicado que, aunque la «respeta», no comparte esta opinión, porque considera que Gómez-Pomar y Ferre «no son responsables de las acciones que llevaron a que el tramo donde se produjo el accidente tuviera las medidas de seguridad que tenía y que mantuvo hasta el momento del accidente.