Ángel Carromero, saliendo de la prisión de Segovia tras obtener el tercer grado en enero de 2013. | Efe

2

El responsable de Relaciones Institucionales del PSOE, Antonio Hernando, exigió ayer al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, que explique si cree las «gravísimas acusaciones» de Ángel Carromero y le pidió que tome «cartas en el asunto».

Carromero, que fue condenado en Cuba a prisión por la muerte en accidente de tráfico de dos disidentes cubanos, asegura en una entrevista que publicó ayer el diario El Mundo que «los servicios secretos cubanos asesinaron a Oswaldo Payá».

En una rueda de prensa, Hernando recordó que el PSOE ha sido siempre «muy responsable» y apoyó en todo momento al Gobierno español en todas las gestiones que llevó a cabo para repatriar a Carromero.

Sin embargo, el dirigente socialista considera que el Gobierno español sí debería ahora tomar cartas en el asunto y salir al paso de las «gravísimas acusaciones» vertidas por el español.

«Le pedimos que nos diga si da o no credibilidad a esas acusaciones y que nos diga cuál va a ser la postura del Gobierno de España y concretamente de su ministerio en relación al Gobierno de Cuba», aseguró.

En la entrevista, Carromero expresa su convencimiento de que Payá y el otro dirigente de la disidencia que le acompañaba, Harold Cepedo, salieron vivos del accidente y acusa a los servicios secretos cubanos del accidente.

Carromero sostiene que el accidente fue «una coartada perfecta para ocultar la muerte del único opositor que podía liderar la transición en Cuba», en referencia a Payá.

«Los servicios secretos lo asesinaron», dice, antes de detallar que «un vehículo azul» comenzó a perseguirle antes de «embestirles por detrás» y «sacarles de la calzada». Asimismo, dice estar «seguro» de que Payá «salió vivo del accidente».

«Salió vivo»

«Estoy seguro de que él (Payá) salió vivo del accidente. Las enfermeras y un párroco me aseguraron que en el hospital ingresamos los cuatro», ha manifestado. El cuarto pasajero del vehículo accidentado era Jens Aron Modig, presidente de la Liga Juvenil Cristianodemócrata (KDU) sueca.

El dirigente de Nuevas Generaciones del PP puntualiza que el juicio celebrado en su contra en Cuba no fue justo» y argumenta que «la Fiscalía cubana fue fabricando las pruebas conforme avanzaba el proceso».