3

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afronta con tranquilidad y «sin nada que temer ni esconder» su comparecencia del jueves ante el pleno del Congreso para dar explicaciones sobre el ‘caso Bárcenas’ y en la que garantizará que él está a la cabeza de la lucha contra la corrupción.

Rajoy, según han informado a Efe fuentes del Ejecutivo, ultimará en los próximos días los detalles de su intervención ante los diputados, aunque los ejes de la misma «están claros desde hace tiempo» y responden a los mensajes que ha ido desgranando en los últimos meses.

Entre ellos, que nadie puede chantajear al Estado, que él nunca ha cobrado dinero negro en su partido ni en ninguna otra parte, que este asunto no va a marcar el ritmo del Gobierno y que va a agotar su mandato y a seguir adelante con las reformas que considera que están permitiendo que España esté empezando a dejar atrás la crisis.

Mucha economía

La economía ocupará gran parte de su comparecencia, y, de hecho, la petición realizada por Rajoy para acudir a la Cámara baja tiene por objeto informar de la situación económica y política del país. Un enunciado criticado por la oposición al considerar que pretende esconder el caso Bárcenas en medio de un debate sobre la situación económica.

Las fuentes del Ejecutivo rechazan que, con ello, Rajoy intente rehuir este asunto, y, de hecho, recuerdan que el grupo popular ha aceptado dos solicitudes (una de Izquierda Plural y el Grupo Mixto, y otra de CiU y PNV) para que el jueves dé explicaciones por el caso del extesorero del PP.