5

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado en Menorca que «el Partido Popular, además de ser el primero de España, es el único partido auténticamente nacional», ya que dice y defiende «lo mismo en todos los lugares».

«Nosotros -ha aseverado- no nos disfrazamos de nacionalistas; estamos orgullosos de ser españoles, defendemos la Constitución y afirmamos que el sujeto de la soberanía es el pueblo español, porque la nación española no es cosa discutible ni discutida; España es una gran nación y ser español es motivo de orgullo».

Aguirre ha efectuado estas afirmaciones en el transcurso de un acto celebrado por el PP en la localidad menorquina de Alaior en el que ha intervenido con el presidente de la Comunidad Autónoma de Baleares y del PP balear, José Ramón Bauzá; el presidente del Consell insular y líder del partido en la isla, Santiago Tadeo; y la alcaldesa Misericordia Sugrañes.

La expresidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que «es preciso afrontar el desafío nacionalista, a aquellos que quieren desgajarse de España, porque la gran riqueza de España es su unidad, la unión en la variedad».

«Estamos embarcados en la misma empresa, y aunque existan diferencias, compartimos una misma historia, y un proyecto de libertad y de vida en común», ha manifestado.

«Aquellos que quieren separarse del tronco común de España -ha advertido-, además de las consecuencias económicas, culturales y afectivas, son ramas que empequeñecen al árbol, pero sobre todo han de tener en cuenta que se mueren».

Esperanza Aguirre ha elogiado a José Ramón Bauzá porque «tuvo la valentía de abrir el congreso del Partido Popular de Baleares a la participación de todos los militantes, lo que le ha valido una gran legitimidad democrática».

«Bauzá defiende principios y valores que permiten ejercer en plenitud los derechos y libertades de los ciudadanos de estas islas, que pueden elegir lo que prefieren para sus hijos», ha señalado en referencia al decreto de libre elección de lengua en las escuelas de Baleares.

Tras aseverar que «el socialismo se acaba cuando se acaba el dinero de los demás», Aguirre ha afirmado que «el PSOE dejó secas las arcas públicas, y ahora el PP debe resolver los problemas que crearon los socialista; porque gobernar en la abundancia es fácil, mientras que lo difícil es gobernar en la escasez».

«Lo que está haciendo Bauzá en Baleares y el Gobierno de Rajoy consiste en afrontar una situación económica muy difícil para salir de ella; coger el toro por los cuernos y dar pasos en la buena dirección. El primer paso consiste en la lucha contra el déficit, porque, a diferencia de lo que decía el PSOE, que el dinero público no es de nadie, lo pagamos entre todos, y el déficit se convierte en deuda; y la deuda hay que pagarla. Por lo tanto, hay que ajustar gastos e ingresos, lo que no es fácil», ha apuntado.

«Se equivocan -ha afirmado- quienes siguen pensando que generando más deuda saldremos de una crisis que es de deuda. Constituye un disparate, porque la deuda hay que pagarla; y si nos endeudamos más, tendrán que pagarlo las próximas generaciones. Hay que reformar todo lo que haga falta cambiar y reformar, adoptando decisiones difíciles y duras. Como decimos en el PP de Madrid, pico y pala».