La Reina y las infantas Elena y Cristina visitaron al Rey. | Juanjo Martín

13

El Rey tardará entre dos y seis meses en recuperarse completamente tras la intervención quirúrgica a la que ha sido sometido para extirparle dos segmentos herniados de discos en la columna vertebral, una operación que ha durado tres horas y que el cirujano ha definido como un «rotundo éxito».

La Reina, los príncipes de Asturias y las infantas Elena y Cristina han acompañado al Rey tras su salida del quirófano y han podido intercambiar en la Unidad de Cuidados Intensivos unas palabras con el Monarca, quien permanecerá ingresado en torno a una semana.

El neurocirujano Manuel de la Torre, responsable de la operación, ha recalcado que el Rey «se está recuperando estupendamente bien», que previsiblemente pasará mañana a ocupar una habitación de la clínica y, después de abandonar el centro médico, continuará su rehabilitación en el Palacio de la Zarzuela.

Sin muletas

Cuando complete su recuperación «no necesitará muletas» ha recalcado De la Torre, quien además de los dos segmentos herniados que presentaba ha tenido que tratar una «importante» estenosis de canal, un estrechamiento del conducto raquídeo por compresión que se ha logrado aliviar en la operación.

Aunque el doctor se ha mostrado muy cauto a la hora de establecer plazos concretos sobre cómo evolucionará el paciente, sí ha señalado que en la «inmensa mayoría» de casos la recuperación «es extraordinariamente satisfactoria» y por ello se ha mostrado convencido de que «así sucederá» también en este caso, aunque no se puede garantizar al 100 %.

Tras pasar la noche en la Unidad de Cuidados Intensivos, en observación postoperatoria, «lo normal» según el neurocirujano, es que hoy pase a planta y mañana se le puedan ir retirando las vías y drenajes; a partir de ese momento se abordará su movilización, primero con paseos cortos y después cada vez más largos.