0

CiU, ERC e ICV-EUiA han acordado su propuesta de declaración de soberanía, y el texto lo han presentado poco antes de las 10.00 horas en el registro del Parlament.

Por su parte, el PSC ha presentado una enmienda a la totalidad al texto aunque también ha pedido una prórroga para poder continuar las negociaciones, aunque ello debe autorizarlo la Mesa, que se reúne en la mañana de este martes en la Cámara catalana.

La declaración de soberanía se votará en el primer pleno ordinario de la X Legislatura que empieza este miércoles y el PP también ha registrado este martes una enmienda de modificación de este texto.

Al texto inicial que habían presentado inicialmente CiU y ERC se han añadido las demandas de ICV-EUiA, que en la reunión de última hora de su ejecutiva este lunes decidió adherirse a la resolución, y de momento se desconoce qué hará la CUP, que también es favorable al derecho a decidir.

La declaración de soberanía registrada por las tres formaciones mantiene que el Parlament acuerda iniciar el proceso para hacer efectivo el derecho a decidir para que los ciudadanos puedan decidir su futuro político colectivo en base a unos principios, como que Catalunya tiene «por razones de legitimidad democrática, carácter de sujeto político y jurídico soberano».

Precisamente, los socialistas comparten que Catalunya es sujeto político, aunque no soberano ni tampoco jurídico, y éste ha sido uno de los principales motivos de discrepancia para no sumarse al documento.

En la resolución de CiU, ERC e ICV-EUiA se mantiene que el proceso será «escrupulosamente democrático», y que el resultado que se derive representará la expresión mayoritaria de la voluntad popular.

Los tres partidos apuestan por dialogar y negociar con el Estado, las instituciones europeas y la comunidad internacional, y por utilizar todos los marcos legales existentes, y se ha añadido un punto en que dejan claro que «todos» los acuerdos, mecanismos y dinámicas de trabajo deben pivotar sobre el Parlament.

También han incluido un apartado para remarcar que el Parlament y la Generalitat deben hacer partícipes activos en todo el proceso al mundo local, al máximo de fuerzas políticas, agentes económicos, sociales y culturales.

Al final de la resolución el Parlament anima al conjunto de ciudadanos a ser «activos y protagonistas de este proceso democrático del ejercicio del derecho a decidir» del pueblo de Catalunya.

PROPUESTA SOCIALISTA

En el texto que ha registrado el PSC indica que «el pueblo de Catalunya tiene, por razones de legalidad democrática, carácter de sujeto político», pero en cambio no utiliza el termino 'jurídico' que sí que está en el documento pactado por CiU, ERC e ICV-EUiA.

En declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, el portavoz del grupo socialista en el Parlament, Maurici Lucena, ha indicado que «ahora mismo esta soberanía recae en el pueblo español» y que la propuesta del PSC cumple con la legislación vigente.

El 'derecho a decidir' podrá ejercerse «de forma acordada entre los gobiernos catalán y español, a través de un referéndum, en el marco de la legalidad, en el que se plantee una pregunta clara», indica el texto socialista.

Reivindican un proceso escrupulosamente democrático en el que las instituciones y los medios de comunicación públicos garanticen «la pluralidad de opciones y el respeto a toda ellas», y se pongan en marcha todos los instrumentos necesarios para que el conjunto de los catalanes tengan toda la información correspondiente.

El PP catalán también ha registrado su enmienda a la declaración acordada por CiU, ERC e ICV-EUiA, en la que insta al Govern a que la prioridad es el combate contra la crisis, la creación de empleo y la reducción del déficit público, y aboga por que Catalunya tenga un nuevo modelo de financiación «singular» dentro de la Lofca.