0

El Banco Mare Nostrum (BMN), integrado por Cajamurcia, Cajagranada, Caixa Penedés y Sa Nostra, ha informado hoy a Efe que suspenderá «de forma inmediata» todos los procedimientos de ejecución hipotecaria hasta que se conozca la nueva regulación en esta materia.

Fuentes de Cajamurcia han señalado que esta entidad no ha llevado a cabo ningún desahucio desde que se iniciase la crisis, ya que «siempre ha negociado con los propietarios, bien la dación en pago, bien alquileres sociales o cualquier otra opción».

En este sentido, han explicado que, «siguiendo con esta tónica, se ha dado instrucciones para que la entidad suspenda de forma inmediata todos los procedimientos de ejecución hipotecaria hasta que entre en vigor la reforma que el Gobierno prepara al respecto».

Con este anuncio, BMN se suma así a Kutxabank, el banco surgido de la fusión de las cajas de ahorro vascas, y a la Asociación Española de Banca (AEB), que ha anunciado hoy el compromiso de sus asociados de paralizar los desahucios durante los dos próximos años «en aquellos casos en que concurran circunstancias de extrema necesidad».