El ministro de Economía español, Luis De Guindos, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Tokio tras la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial. | Efe

2

El ministro de Economía, Luis de Guindos, percibe cierto alivio en la presión internacional para que España acepte el rescate económico, y detecta una mejoría en las valoraciones del entorno sobre la situación del país.

«El ambiente que procede tanto de los encargados de trazar la política del FMI como del sector privado es mucho más positivo de lo que era antes del verano», declaró De Guindos desde Tokio (Japón) en el marco de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial (BM).

De Guindos compareció ante los medios en el marco de la asamblea que celebra el FMI. «Ahora hay interés en la deuda pública española», aseguró el titular de Economía, quien indicó que esta sensación es «fundamental» para reducir la volatilidad en el mercado de bonos, lo que atraerá, según el ministro, inversores «adicionales».

De Guindos desveló que ha mantenido varios encuentros con inversores en Tokio, incluyendo al consejero delegado de BlackRock, después de reunirse con otros inversores en Londres la pasada semana.

El ministró, además, dijo que está «cómodo» con los vencimientos que afronta el Tesoro español.

El FMI divulgó un comunicado final de la asamblea en Tokio. En el texto, el Fondo Monetario Internacional advierte de que el crecimiento económico mundial se ha desacelerado y que todavía existe riesgo e incertidumbre. «No se ha detectado objeción alguna a la recomendación que dimos a los países miembros, que era la de A-C-T-U-A-R», deletreó la directora gerente del FMI, Christine Lagarde.